• Niños palestinos inspeccionan los daños causados por un incendio provocado por los israelíes en Naplusa, Cisjordania, 28 de enero de 2020.
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 18:51
Actualizada: jueves, 30 de enero de 2020 1:42

Un grupo de colonos israelíes ha incendiado un aula en una aldea en la Cisjordania ocupada, sumándose a los actos de vandalismo y violencia contra los palestinos.

Ghassan Daghlas, miembro del Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que supervisa las actividades de Israel en el norte de Cisjordania, ha dicho este martes a la agencia estatal palestina de noticias, Wafa, que varios colonos israelíes se han adentrado la jornada de hoy 12 kilómetros al sur de Naplusa, Cisjordania, y han roto una ventana de un aula de una escuela de educación primaria.

También se ha informado de que los israelíes llenaron de grafitis con consignas antipalestinas las paredes del centro educativo.

La agencia palestina ha explicado que los colonos implicados en el suceso pertenecen al asentamiento ilegal de Yitzhar, que está habitado por judíos fanáticos incondicionales.

Este incidente, conforme a fuentes palestinas, ha tenido lugar unos días después de que el Gobierno palestino condenara otro ataque de un grupo de colonos israelíes contra la mezquita Al-Badriya, en el suroeste de Al-Quds (Jerusalén). En este suceso, los malhechores también prendieron fuego al recinto y llenaron sus paredes con grafitis racistas.

El Gobierno palestino, después de tal ataque, pidió a la comunidad internacional que tome medidas efectivas para detener la profanación de lugares de culto en los territorios ocupados palestinos.

El Ministerio palestino de Asuntos Exteriores y Expatriados expresó, por su parte, en un comunicado que el ataque contra la mezquita, además de los asaltos a otros lugares de culto cristianos y musulmanes, refleja la naturaleza de las políticas y actitudes del régimen de Israel y su intención de acomodar a los colonos en la Cisjordania ocupada.

De acuerdo con la nota, los israelíes siguen una ideología oscura basada en el racismo, el odio, la violencia y la intolerancia religiosa hacia los demás.

Más de 600 000 israelíes viven en más de 230 asentamientos erigidos desde la ocupación israelí, en 1967, de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds.

Según varios grupos defensores de los derechos humanos, para los israelíes, los actos de sabotaje y la violencia contra los palestinos, y sus propiedades y lugares de culto, se han convertido a un hecho cotidiano.

nlr/anz/myd/mkh