• El joven palestino Mohamad al-Ajori que perdió su pierna tras recibir una bala israelí en las protestas en la Franja de Gaza.
Publicada: domingo, 22 de abril de 2018 23:40
Actualizada: lunes, 23 de abril de 2018 1:43

Los centros hospitalarios de la asediada Franja de Gaza han informado este domingo que la munición real utilizada por las fuerzas de guerra de Israel durante las recientes protestas en este clave costero ha dejado una veintena de palestinos amputados.

“Los 19 casos fueron los más graves, en los que nos vimos obligados a seccionar; sin embargo, logramos evitarlo en 60 casos en toda la Franja, con operaciones precisas”, ha indiciado el doctor Samir Abu Sneima, jefe de cirugía del Hospital Europeo en el este de Gaza, para después detallar que la mayoría de los amputados eran menores palestinos.

Por su parte, la entidad humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha advertido de que se han detectado “lesiones de bala inusualmente graves” en más de 500 palestinos heridos en Gaza, de la cuales un 95 % podría quedarse con “discapacidades físicas graves a largo plazo o incluso de por vida”.

“Los médicos están recopilando información para poder entender mejor las características de estas heridas. Es una investigación que está en marcha”, indicó Elizabeth Gross, coordinadora de MSF para proyectos en Gaza.

Los 19 casos fueron los más graves, en los que nos vimos obligados a seccionar; sin embargo, logramos evitarlo en 60 casos en toda la Franja, con operaciones precisas”, ha indiciado el doctor Samir Abu Sneima, jefe de cirugía del Hospital Europeo en el este de Gaza, al referirse a manifestantes palestinos heridos a causa de disparo de munición real por los soldados israelíes en Gaza.

 

De igual modo, el portavoz del Ministerio de Salud palestino, Ashraf al-Qudra, ha informado que, en las últimas semanas, unos 1650 manifestantes palestinos resultaron heridos de bala de israelíes en sus extremidades superiores o inferiores, y siete de ellos han terminado con una amputación en las dos piernas.

Los crímenes israelíes y el uso de munición real para dispersar a los palestinos en las protestas han suscitado críticas y condenas en todo el mundo. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) han denunciado que las tropas israelíes usan sin justificación alguna medios letales y han pedido investigaciones independientes al respecto.

Con las víctimas mortales de esta semana, asciende a 38 el número de muertos palestinos por disparos israelíes desde el inicio de las marchas, bautizadas como Gran Marcha del Retorno. Desde entonces, han resultado heridas unas 2000 personas, de las que más de un centenar sigue en estado crítico.

myd/rha/mkh/rba

Comentarios