• Manifestantes palestinos en Gaza ondean las banderas de Hezbolá y Palestina.
Publicada: sábado, 25 de junio de 2016 9:41
Actualizada: sábado, 27 de mayo de 2017 4:01

Autoridades israelíes sienten una profunda ‘preocupación’ por el firme apoyo de la mayoría de los palestinos, en los territorios ocupados, a Hezbolá.

Según la encuesta publicada por el diario Israel Today, más del 65 por ciento de los ciudadanos palestinos residentes en las ciudades de Haifa, noroeste de los territorios ocupados palestinos, y Al-Jalil (Hebrón), en el sur de la Cisjordania ocupada, respalda al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y su campaña (antisraelí).

Las autoridades israelíes conocen esta realidad y por eso sienten una gran inquietud al respecto, agrega el rotativo, cercano al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, y su partido, el Likud.

Pasada casi una década de la Guerra de los 33 días o la Guerra Israel-Hezbolá de 2006, cuando el ejército israelí lanzó una invasión terrestre en el sur de El Líbano, los palestinos siguen defendiendo la postura de Hezbolá en ese conflicto, agrega el informe.

El diario precisa que la nación palestina no acepta ningún pretexto para la apertura de una eventual guerra israelí contra Hezbolá, muy contrario a Egipto, Arabia Saudí, Jordania y algunos otros Estados árabes del Golfo Pérsico que no solo apoyarán a Israel en tal conflicto, sino que lo acompañarán.

 

El 12 de julio de 2006, Israel abrió un nuevo frente de guerra contra Hezbolá y, so pretexto de la liberación de dos de sus militares, lanzó amplios ataques desde tierra, aire y mar contra el territorio libanés. No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí se vio obligado a retirarse sin lograr sus objetivos.

Transcurridos varios años desde que el régimen de Israel atacara dos veces El Líbano (la primera fue en 1982), ahora se han hecho casi cotidianos los informes y las conjeturas que atisban la posibilidad de una nueva agresión.

Sin embargo, tal y como aseguran las propias autoridades israelíes, les resultaría difícil contrarrestar los ataques misilísticos de Hezbolá, brazo político-militar de El Líbano, que ha aumentado en gran medida su capacidad defensiva.

Un informe de la revista estadounidense Foreign Policy, divulgado en marzo, destacó que Hezbolá podría recuperar los territorios palestinos ocupados por el régimen israelí en una próxima guerra.

ftm/anz/msf

Comentarios