• El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá (drech.), con el jefe de la dirección política de HAMAS, Jaled Mashal.
Publicada: jueves, 4 de febrero de 2016 9:19

El Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y el de Palestina (HAMAS) han aumentado recientemente sus colaboraciones para poner coto a las violaciones del régimen de Israel.

El diario libanés Assafir, que cita fuentes fidedignas y próximas a la Resistencia palestina, informó el miércoles de que recientemente HAMAS y Hezbolá han incrementado sus colaboraciones para construir un eje operacional que haga frente a las violaciones del régimen de Tel Aviv contra el pueblo palestino y el pueblo libanés.

Añadió que tanto HAMAS como Hezbolá están convencidos del peligro que representa el régimen israelí para sus respectivos países, por eso han decidido formar dos frentes activos que compartan información sobre los movimientos y actividades de las fuerzas israelíes. También han acordado mantener la unión ante una probable guerra con el ejército israelí.

Las fuentes consultadas indicaron, además, que las relaciones entre el movimiento palestino y el libanés se normalizaron durante la ofensiva israelí a la Franja de Gaza (entre julio y agosto de 2014), tras la llamada telefónica de Seyed Hasan Nasrolá al jefe de la dirección política de HAMAS, Jaled Mashal.

HAMAS, de hecho, condenó el asesinato de Samir Kuntar, uno de los líderes de Hezbolá, en un ataque israelí en Damasco, capital siria.

Las relaciones entre Hezbolá y HAMAS se oscurecieron en 2011, con el inicio de la crisis en Siria, ya que el movimiento palestino es hostil al presidente sirio, Bashar al-Asad, pero Hezbolá lucha contra los grupos terroristas que operan en el país árabe.

Pese a lo dicho, Hezbolá llamó a HAMAS al diálogo, para desarrollar aun más las relaciones entre los dos grupos y dejar atrás las diferencias y los obstáculos.

mkh/nii/