• El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif.
Publicada: jueves, 16 de julio de 2015 17:11

El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, ha hecho hincapié en que en el tema de las relaciones entre Irán y EE.UU. se seguirá al pie de la letra las direcciones del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

“Como ha dicho el Líder, si Estados Unidos muestra que es serio, que está dispuesto a abandonar el lenguaje de la coacción y la amenaza, y está preparado para tratar a Irán en base al respeto mutuo en cuanto a la cuestión nuclear se refiere, entonces nosotros consideraremos otras opciones”, dijo Zarif el miércoles en una entrevista con el diario The Newyorker.

Como ha dicho el Líder, si Estados Unidos muestra que es serio, que está dispuesto a abandonar el lenguaje de la coacción y la amenaza, y está preparado para tratar a Irán en base al respeto mutuo en cuanto a la cuestión nuclear se refiere, entonces nosotros consideraremos otras opciones”, dijo Zarif.

En este contexto, consideró que el texto firmado al concluir los diálogos nucleares entre Irán y el Grupo 5+1 es una prueba para ver la actitud de EE.UU. en el futuro y aconsejó a las autoridades del país norteamericano que abandonen su antigua postura por su propio bien.

“Quiero decir, el uso que hace actualmente Estados Unidos de la fuerza no beneficia ni a su diplomacia ni a su pueblo. Solo les ha costado un montón de dinero a los que pagan impuestos. ... Es muy importante comenzar reconociendo que el pueblo iraní tiene dos cualidades: resiste a la presión pero reacciona de un modo muy positivo al respecto”, afirmó.

La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, y el canciller persa, Mohamad Yavad Zarif , tras el fin de los diálogos nucleares en Viena, Austria. 14 de Julio 2015.Caption

 

A continuación, especificó que el verdadero trabajo ya ha empezado tras la conclusión de diálogos nucleares y enfatizó lo mucho que queda por hacer para conseguir que el acuerdo se ponga en práctica tanto en Irán como en otros países implicados, en particular, EE.UU., dado que hay algunas personas que se han acostumbrado a las sanciones y a la burocracia que se ha formado en base a las medidas coercitivas.

Añadió además que las conclusiones nucleares proporcionarán una mayor interacción entre Irán y otros países, pues a su juicio, el aislamiento no solo no contribuye a la creación de confianza entre los países sino que hace surgir el concepto de “enemigo”.

“No espero que ocurra de repente una revolución en la situación. Tendremos más relaciones comerciales; vamos a tener menos interferencia de Estados Unidos en nuestro comercio con otros países. Irán es una gran oportunidad de inversión y sus recursos humanos son probablemente insuperables en esta región. Es una fuente repleta de gente con estudios, seria activa, trabajadora que es, se puede decir, la más cualificada de la región. Además, Irán es el país más estable en la zona. Es una oportunidad y una gran cantidad de personas ya están interesadas ​​en venir a Irán”, agregó.

Pero para el canciller persa, el logro más importante de los diálogos ha sido correr la cortina de humo que permitió a muchos ocultar los verdaderos problemas de Oriente Medio detrás del pretexto de una ficticia amenaza de un Irán nuclear.

Al ser preguntado sobre estos verdaderos problemas, Zarif mencionó el extremismo y el terrorismo, como las reales amenazas para la región y todo el mundo y puso como ejemplo al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) que se está extendiendo a pesar de todos los esfuerzos.

En este contexto, criticó a los países de la región que han ayudado a promover las causas subyacentes para atraer nuevos reclutas a organizaciones extremistas y especificó el caso de Arabia Saudí al que censuró por intervenir en los asuntos interiores de Irak, Siria, Yemen así como por financiar a bandas terroristas, entre ellas Al-Qaeda, Talibán, Daesh y Frente Al-Nusra.

“Se trata de hacer todo tipo de estragos en esta región. Se trata de financiar a las organizaciones terroristas que están secuestrando a civiles iraníes y están matando a los diplomáticos iraníes en Beirut, en el este de Irán. Se trata de todo tipo de actividades para fomentar el terror”, explicó 

Sin embargo, expresó su interés para cooperar con todos los países de la región que tengan voluntad de hacer frente al terrorismo y reiteró que la única manera de derrotar a los terroristas es la cooperación regional, no sólo en el plano político, sino en el cultural, educativo y relaciones entre los pueblos que por desgracia no están en aumentando, sino disminuyendo.

ymc/ncl/nal