• Manifestantes iraquíes ondean banderas nacionales mientras en una protesta en Bagdad (capital), 31 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 1 de noviembre de 2019 18:05
Actualizada: domingo, 3 de noviembre de 2019 6:02

Las fuerzas populares iraquíes apoyan las demandas legítimas de los manifestantes y promete esforzarse por derrotar “el Daesh de corrupción” en el país.

Las Unidades de Movilización Popular iraquí (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) han emitido este viernes un comunicado en que defienden el derecho a expresarse en las calles, tal como los iraquíes llevan a cabo desde el 1 de octubre en rechazo de la corrupción, el paro, la carestía de los productos básicos.

“Hoy estamos a su lado, demandamos junto a ustedes sus derechos y respaldamos sus demandas legítimas”, se lee en la nota que también promete una lucha contra el nuevo “Daesh de corrupción” en Irak, al igual que el combate librado por las fuerzas populares contra los terroristas de la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

LEER MÁS: Fuerzas populares iraquíes limpian remanentes de Daesh en 6 aldeas

El comunicado llama a los manifestantes iraquíes a mantener la tranquilidad en sus protestas y a no dejar que ciertos elementos abusen de la coyuntura, ya que, alerta la nota, su objetivo principal es “tergiversar las demandas y socavar las protestas recurriendo a agresiones y matanzas”.

De este modo, Al-Hashad Al-Shabi ha advertido de los complots de elementos internos y externos para “crear sedición, conflicto interno, caos y destrucción” y, finalmente, empujar a Irak hacia el “borde del precipicio”.

Hoy estamos a su lado, demandamos junto a ustedes sus derechos y respaldamos sus demandas legítimas”, comunican las Unidades de Movilización Popular iraquí (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) apoyando las demandas legítimas de los manifestantes iraquíes.

 

Irak ha sido recientemente escenario de protestas populares, pero infiltrados disfrazados de manifestantes han intentado degenerar las marchas, provocando actos violentos, como disparos indiscriminados a agentes de seguridad y civiles. 

Medios de comunicación han difundido imágenes de vídeo en las que se ve a elementos que se hacen pasar por manifestantes abriendo fuego contra civiles y policías, una medida para culpar luego a las fuerzas populares de Irak de tales medidas violentas.

El domingo pasado, Qais al-Jazali, el líder del grupo Asaib Ahl al-Haq, que forma parte de las Unidades de Al-Hashad Al-Shabi, denunció que Estados Unidos y su aliado israelí se están aprovechando de las protestas para provocar “el caos” en el país árabe.

LEER MÁS: Manifestantes iraquíes queman banderas de EEUU e Israel

Por su parte, el Gobierno de Bagdad ha rechazado el uso de fuerzas y de armas contra los indignados y ha asegurado que tomará las medidas pertinentes para cumplir con los reclamos del pueblo.

Así, determinado en responder a las demandas de los manifestantes, el presidente de Irak, Barham Saleh, ha informado de un consenso político para celebrar comicios anticipados. Con el mismo fin, el Parlamento iraquí aprobó una serie de reformas. Además, Saleh ha anunciado la disposición del primer ministro, Adel Abdul-Mahdi, de “dimitir”, si los bloques en el Parlamento se ponen de acuerdo sobre un sustituto.

tqi/ncl/alg/hnb

Comentarios