• El cesado líder catalán Carles Puigdemont durante una entrevista con El Periódico de Catalunya.
Publicada: domingo, 9 de diciembre de 2018 22:36
Actualizada: lunes, 10 de diciembre de 2018 3:25

El cesado líder catalán Carles Puigdemont vincula la irrupción de la ultraderecha en el Parlamento andaluz con el discurso del Rey tras el referéndum del 1-0.

“¿Ahora se escandalizan porque ha irrumpido Vox o porque pueden perder el poder? El discurso del rey (Felipe VI) es un aval en toda regla a Vox”, dijo el expresidente de Cataluña en una entrevista que emitirá este domingo la televisión catalana TV3.

Con esas palabras que suponen parte del contenido de su entrevista adelantada hoy por El Periódico de Catalunya, Puigdemont hizo alusión al discurso del rey español que ofreció el 3 de octubre de 2017, dos días después de la celebración del fallido referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Felipe VI había instado en su intervención al entonces Gobierno de Mariano Rajoy a tomar medidas sobre quienes habían “socavado” la soberanía nacional, algo que se materializaría dos semanas más tarde en la aplicación del artículo 155 en la región catalana.

Adelantó al respecto Puigdemont, quien actualmente vive en Bélgica, que aquel discurso es de igual modo un aval al camino por el que la ultraderecha y el nacionalismo español está circulando desbocado. “Entonces, ¿de qué se extrañan?”, sostuvo.

¿Ahora se escandalizan porque ha irrumpido Vox o porque pueden perder el poder? El discurso del rey (Felipe VI) es un aval en toda regla a Vox”, dijo el expresidente de Cataluña Carles Puigdemont. 

 

El partido político de extrema derecha Vox logró 12 escaños en el Parlamento autonómico de Andalucía, al obtener el 10,97 % de votos en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, lo que le supuso un éxito histórico.

Vox, por su parte, es partidario de proteger más a la figura del rey y en contra de suprimir su inviolabilidad. Su presidente, Santiago Abascal, optó el pasado miércoles por proteger más a Felipe VI porque, tal y como ha subrayado, defienden “el orden constitucional”.

Dicho partido de ultraderecha penetra también en Cataluña. Entre octubre y diciembre, la militancia de la formación de Abascal se disparó en un 47 % en la comunidad autónoma, y Barcelona ya es la cuarta provincia en número de afiliados, solo superada por Madrid, Valencia y Sevilla.

mtk/rha/nlr/alg

Comentarios