• El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasrolá.
Publicada: martes, 28 de noviembre de 2017 10:05
Actualizada: martes, 28 de noviembre de 2017 15:25

El ejército israelí amenaza con asesinar al líder de la Resistencia libanesa en caso de que estalle un enfrentamiento directo entre este régimen y Hezbolá.

El portavoz del jefe del ejército del régimen israelí, Ronan Manelis, afirmó el lunes que el secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasrolá, sería un objetivo a abatir si se produjera una nueva guerra contra el grupo, según reportó el lunes el diario israelí Haaretz.

“No habrá una imagen clara de la victoria en la próxima guerra, si bien está claro que Nasrolá es un objetivo”, dijo Manelis que, además, señaló que el ejército del régimen está llevando a cabo una guerra psicológica y mediática contra Hezbolá.

Así pues, subrayó que las fuerzas de guerra de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) han comenzado una guerra mediática contra Hezbolá que en estos momentos se dirige hacia las redes sociales.

No habrá una imagen clara de la victoria en la próxima guerra, si bien está claro que Nasrolá (líder de Hezbolá) es un objetivo”, dice el portavoz del jefe del ejército del régimen israelí, Ronan Manelis.

 

Concretamente, destacó que, durante las últimas semana, han realizado gran número de acciones que han causado consternación en Hezbolá, pero no aporta más detalles al respecto.

Las declaraciones de Manelis llegan en un momento de creciente tensión entre el régimen de Tel Aviv y Hezbolá: este desempeña un papel destacado en la lucha antiterrorista en otros países de la región, en especial contra las posiciones de la banda extremista takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en Irak y Siria.

Por otro lado, como las fuerzas sirias están poniendo fin a la presencia terrorista con la ayuda aliada, Rusia e Irán, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, ha amenazado recientemente con intervenir militarmente en Siria.

Quiere con ello, dice Netanyahu, evitar que “Irán o grupos apoyados por Irán” como Hezbolá, una vez acabadas las operaciones antiterroristas, se establezcan cerca de la frontera siria con los territorios ocupados palestinos.

Con ello en Israel se han intensificado las especulaciones sobre un nuevo conflicto bélico con Hezbolá, que luchó en 2006 contra la ocupación israelí del sur de El Líbano en una guerra conocida también como “la Guerra de los 33 días”.

krd/nii/

Comentarios