• El presidente de EE.UU., Joe Biden, en el Aeropuerto Internacional O’Hare, en Chicago, 7 de julio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 7 de julio de 2021 23:05

Una congresista republicana compara la campaña de vacunación forzosa de Biden con los ‘camisas pardas’ que ayudaron a Hitler y al Partido Nazi a llegar al poder.

La republicana Marjorie Taylor Greene ha criticado este miércoles a la Administración Biden por el impulso que ha dado a la vacunación contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

“La gente tiene una opción, no necesita que sus médicas camisas pardas aparezcan en la puerta ordenando vacunas”, ha enfatizado la congresista, refiriéndose a los miembros de las Sturmabteilung o las SA, conocidos como ‘camisas pardas’ por el color de su camisa y uniforme, que ayudaron a Adolf Hitler a llegar al poder en Alemania.

Greene ha denunciado que el presidente estadounidense impulsa una vacuna que no está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), lo que demuestra que la COVID-19 es “una herramienta política utilizada para controlar a la gente”.

 

Los comentarios de Greene se producen después de que Biden anunciara el martes que sus funcionarios de salud pública están listos “para ir comunidad por comunidad, vecindario por vecindario y, a menudo, puerta por puerta, literalmente tocando puertas” para alentar a las personas a vacunarse.

En este mismo contexto, el gobernador del estado de Virginia Occidental (este), Jim Justice, avisó el domingo que aquellos que están titubeando sobre si recibir o no una vacuna contra el coronavirus están jugando la “lotería de la muerte”.

Por lo tanto, alertó en términos metafóricos que tal vez lo que el Gobierno de Biden tiene que hacer es utilizar la “fuerza” contra los que no quieren ser vacunados. “A lo mejor hay que llevarlos al agua, y luego, si no beben, tenemos que simplemente, de alguna manera, empujar su cabeza hacia el agua. Así, por lo menos algunos beberán”, agregó.

La vacilación en torno a recibir las vacunas en el país norteamericano, que registra el mayor número de muertos por la pandemia a nivel mundial, es en parte provocada por una miríada de informes de consecuencias que muchos han experimentado después de recibir las vacunas estadounidenses anti-COVID-19.

ftn/anz/mrg