• El presidente de EE.UU., Joe Biden, habla en el edificio de oficinas ejecutivas de Eisenhower, Washington D.C., capital, 2 de junio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 4 de junio de 2021 7:19

El presidente de EE.UU., Joe Biden, impone sanciones a otras 28 empresas chinas, y eleva así la lista negra de 31 empresas de la Administración de Trump a 59.

En una señal de la continua campaña de presión de EE. UU. a China, Biden emitió el jueves una nueva orden ejecutiva que prohíbe a los estadounidenses invertir en otras 28 empresas chinas.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017 - 2021) impuso sanciones a 31 empresas chinas que supuestamente suministraban o apoyaban al aparato militar y de seguridad de China. Ahora, la medida de Biden dilata esta lista a 59.

El mismo jueves, el gigante asiático alzó la voz contra la lista negra de la era Trump y prometió proteger los derechos de las empresas chinas, alegando que la lista negra tiene “intencionalidad política” e “ignora la realidad” del funcionamiento de las empresas involucradas.

La prohibición socava gravemente las reglas y el orden normales del mercado y daña los intereses de los inversores globales, incluidos los inversores estadounidenses”, denunció el portavoz chino del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, en una conferencia de prensa.

 

Esta nueva ronda de sanciones apunta a las empresas involucradas en tecnología de vigilancia, que, según un comunicado de la Casa Blanca, son utilizadas para “socavar la seguridad de Estados Unidos y sus aliados”.

Esto mientras que el domingo, el diario Süddeutsche Zeitung y la cadena pública danesa Danmarks Radio (DR) revelaron que EE.UU. está espiando a todo el mundo, inclusive a sus propios aliados, como Alemania, Suecia, Noruega y Francia.

El martes, el diario chino Global Times informó de que últimamente, las protestas en Hong Kong, el caso de Taiwán, las acusaciones antichinas de EE.UU. sobre el origen del coronavirus, causante de la COVID-19 y las sanciones impuestas contra Pekín han aumentado las tensiones entre estos dos países.

En este sentido, China considera que muchas de las acciones y los comentarios de Washington son una agresión contra su soberanía, por lo que debe estar preparada y aumentar sus ojivas nucleares ante una “posible guerra”.

sar/ctl/hnb