• El avión Joint STARS E-8C de la Fuerza Aérea de EEUU. en pleno vuelo. (Foto: UPI)
Publicada: miércoles, 5 de mayo de 2021 7:30
Actualizada: miércoles, 5 de mayo de 2021 13:51

Varios aviones de rastreo de EE.UU. han estado realizando actividades de espionaje cerca del espacio aéreo de Corea del Norte, revelan fotos satelitales.

Según informó el martes la agencia de noticias estadounidense United Press International (UPI), citando al portal surcoreano News 1, varios aviones de reconocimiento de la Armada y la Fuerza Aérea de Estados Unidos han estado sobrevolando cerca del espacio aéreo de Corea del Norte durante los últimos días.

La agencia estadounidense, que se basa su informe sobre unas recientes fotografías tomadas por vía satélite, señala que estas actividades de espionaje se han desarrollado después de que Pyongyang condenara la política hostil de Washington sobre Corea del Norte y advirtiera sobre “una crisis fuera de control” por las injerencias de Estados Unidos.

De acuerdo al reporte, el rastreador de aeronaves RadarBox detectó a los aviones Joint STARS E-8C —aeronave capaz de detectar objetivos cerca de 250 kilómetro—y EP-3E Aries —el cual puede interceptar señales y por lo general lleva un equipo de lingüistas, criptógrafos y técnicos— de la Fuerza Aérea y la Marina de EE.UU., respectivamente, sobrevolar la zona de la península de Corea a fines del pasado mes de abril.

En concreto, detalló que E-8C sobrevoló el mar Amarillo, situado entre China y la Península de Corea, el 25 de abril y EP-3E estuvo realizando la misma tarea el 27 de abril. “El horario de los vuelos coincidió con la Liga de fútbol de Juvenil Kimilsungista-Kimjongilista de Corea del Norte la semana pasada”, apunta el texto.

 

Las autoridades norcoreanas, en reiteradas ocasiones, han mostrado su total rechazo a las “provocaciones” de EE.UU. y Corea del Sur, entre ellas por sus maniobras militares conjuntas en la península coreana. En respuesta a tales actos, que Pyongyang considera como el preludio a una invasión terrestre, este último ha dejado claro que se reserva el derecho de fortalecer su poderío defensivo.

En este sentido, un alto cargo norcoreano advirtió el domingo al presidente de EE.UU., Joe Biden, que no se adhiera a esa “política hostil” promovida por sus predecesores contra Corea del Norte y que, en cambio, pusiera fin a esta política retrógrada de la Guerra Fría.

nsh/krd/mrg