• Un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. hace un gesto hacia migrantes detenidos tras cruzar la frontera en El Paso, Texas, 9 de mayo de 2019.
Publicada: martes, 4 de mayo de 2021 14:21
Actualizada: martes, 4 de mayo de 2021 15:37

Un migrante hondureño muere y otro resulta herido tras ser embestidos por la Patrulla Fronteriza de EE.UU., confirman autoridades norteamericanas.

A través de un comunicado emitido el sábado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) anunció que el incidente tuvo lugar en el sureste del estado de Texas (sur), cerca de la ciudad de Kingsville.

De acuerdo con el informe, el suceso se descubrió cuando los agentes siguieron unas huellas frescas y se toparon con un grupo de migrantes indocumentados, que les dijeron que uno de ellos había resultado herido en un atropello protagonizado por unos vigilantes. Cuando le localizaron, este ayudó a encontrar al otro implicado, que había perdido la vida.

La CBP justificó lo acontecido alegando que la zona está cubierta por un alto follaje y los agentes que patrullaban el área no se percataron de que alguien se hallaba en la espesura.

 

La extrema pobreza, la violencia, el desempleo y la corrupción en medio de la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, son las razones que obligan a los migrantes de Centroamérica a abandonar sus respectivos países de origen y buscar el sueño americano, que en ocasiones se trunca con su propia muerte.

El flujo migratorio a EE.UU. se redujo considerablemente por las duras restricciones impuestas por la anterior Administración de Donald Trump; sin embargo, la promesa del actual mandatario, el demócrata Joe Biden, de regularizar a los más de 11 millones de indocumentados que residen actualmente en territorio estadounidense ha provocado el conocido como efecto llamada.

No obstante, la Casa Blanca pidió a finales de enero a los migrantes que no lleguen a las fronteras de EE.UU. y esperen hasta que la Administración Biden adopte las correspondientes medidas.

Varios funcionarios estadounidenses acusan al actual presidente norteamericano de adoptar una política migratoria aún más restrictiva que la de su antecesor, pese a sus promesas electorales basadas en solventar el caso.

msm/anz/shz/rba