• Director de Correos de EEUU intenta ayudar a la reelección de Trump
Publicada: lunes, 17 de agosto de 2020 6:53
Actualizada: lunes, 17 de agosto de 2020 9:54

Los demócratas de EE.UU. acusan al director general de Correos de que está deteriorando el Servicio Postal del país para ayudar la reelección de Donald Trump.

Sabotaje contra el Servicio Postal de EEUU. Es la acusación que se formula en estos días contra el presidente Donald Trump por parte de los demócratas, la razón: impedir con la ayuda del director general del Servicio Postal del país norteamericano, Louis DeJoy, el voto por correo.

Ante tal escenario, el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes de EE.UU., liderado por los demócratas, ha citado a declarar al jefe del Servicio Postal. Su argumento es que DeJoy está deteriorando el Servicio del Correo en el país para ayudar a la reelección de Trump en noviembre próximo.

DeJoy, un militante republicano designado por Trump hace dos meses, deberá responder sobre las nuevas políticas que está impulsando. Medidas que según los demócratas amenazan con silenciar las voces de millones de estadounidenses.

El presidente Trump ha reconocido abiertamente que está bloqueando más financiación para el Servicio Postal para dificultar el procesamiento de un aumento esperado de boletas de votación por correo. Dice que puede haber fraude electoral.

El Servicio Postal que vive una situación financiera delicada, ha avisado de que no podría garantizar que todos los votos llegaran a tiempo para ser contabilizados. Además ha empezado a quitar las máquinas que clasifican el voto, muchas de ellas esenciales durante las elecciones para procesar las papeletas. Hechos que han indignado a los votantes.

Cientos se congregaron ante la residencia del jefe Postal, en Greensboro (Carolina del Norte). Lo acusaron de “sabotaje” para complacer a Trump y pidieron su renuncia.

El voto por correo se ha practicado por décadas en Estados Unidos. El mismo Trump lo ha hecho. Aunque los expertos coinciden en que es un sistema fiable, ahora Trump dice que no.

Quizá la razón sea que más de la mitad de los votantes demócratas lo harán a través de esa modalidad. Mientras que la mayoría de los republicanos irán a votar en persona. Eso indica un reciente sondeo.

mhn/mjs