• El fiscal especial Robert Mueller en Washington, la capital de Estados Unidos, 21 de junio de 2017. (Fuente: AFP)
Publicada: sábado, 23 de marzo de 2019 0:50
Actualizada: sábado, 23 de marzo de 2019 23:51

El fiscal especial Robert Mueller ha finalizado su investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Mueller ha entregado este viernes un informe confidencial con los resultados y conclusiones de su investigación al fiscal general William Barr, dando fin de este modo a casi dos años de pesquisas sobre la presunta conspiración entre Rusia, el presidente Donald Trump y personalidades políticas cercanas a él.

Por su parte, el fiscal ha confirmado en una carta al Congreso del país que ya ha comenzado a revisar el informe y que en pocos días podrá entregar sus conclusiones a los legisladores.

Tras conocerse el fin de la investigación, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer, han exigido al fiscal Barr que divulgue el informe en su plenitud, sin censurar nada.

“Es esencial que el señor Barr haga público el reporte y lo divulgue al Congreso (…) El pueblo de Estados Unidos tiene derecho a saber la verdad”, se lee en un comunicado difundido conjuntamente por los dos demócratas.

Es esencial que el señor Barr haga público el reporte y lo divulgue al Congreso (…) El pueblo de Estados Unidos tiene derecho a saber la verdad”, se lee en un comunicado difundido conjuntamente por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer.

 

Ambos exigen también al fiscal general que no suministre un avance de las conclusiones ni un resumen del informe a Trump, sus asesores o a la Casa Blanca, y reclaman, una vez más, que el reporte se haga público.

El inquilino de la Casa Blanca ha negado en repetidas ocasiones las acusaciones de que su campaña estuviera confabulada con Moscú y ha condenado las pesquisas en curso, desatando críticas entre los legisladores, tanto demócratas como republicanos.

Rusia, por su parte, ha desmentido reiteradamente toda implicación en el sistema político de EE.UU., y asegura que la acusación no es más que una treta para distraer a la población de los graves problemas internos del país norteamericano.

hgn/mla/hnb

Comentarios