• Un agente de la Patrulla Fronteriza de EEUU con una niña encontrada al lado estadounidense del Río Bravo.
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 8:05
Actualizada: viernes, 25 de mayo de 2018 5:01

Los niños inmigrantes que lleguen solos a Estados Unidos o que hayan sido separados de sus padres por el Gobierno podrían ser instalados en bases militares, si se aplica un plan del Departamento de Salud y Servicios Sociales de EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés).

Esta posibilidad fue revelada ayer miércoles por la agencia estadounidense de noticias The Associated Press (AP), que citaba a dos funcionarios que explicaron, a condición de permanecer en el anonimato, que las autoridades están pensando en cuatro bases de los estados de Texas (sur) y Arkansas (centro sureste).

El plan, según los informantes, aún no es definitivo, pero justo ayer miércoles el HHS publicó un comunicado en el que señala, al describir su trabajo, una evaluación rutinaria de nuevas instalaciones para ofrecer alojamiento temporal.

El HHS, que supervisa unos 100 albergues en 14 estados para menores detenidos en la frontera, no ofreció sin embargo detalles de planes concretos. Pero el uso de bases militares para retener a menores inmigrantes no es inimaginable, ya que el organismo lo hizo en 2014, cuando empleó bases militares en California (suroeste), Oklahoma (centro sur) y Texas para mantener de forma temporal a menores centroamericanos.

Todo esto se produce en momentos en que Estados Unidos está siendo muy criticado por separar a niños de sus padres cuando se procesa penalmente a una familia por entrar en el país de modo irregular, una práctica defendida por la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen.

Según medios de prensa, Nielsen está siendo presionada por todas las partes: por un lado, algunos senadores cuestionan sus medidas a la hora de tratar a hijos de inmigrantes entregados ilegalmente en el país norteamericano, y por otro lado, la critica el presidente Donald Trump por no hacer lo suficiente para contener la inmigración sin documentos.

La postura antiinmigración de Trump ya no es algo oculto: también ayer miércoles, el mandatario llamó “animales” a algunos migrantes ilegales en una reunión en la Casa Blanca. Anteriormente, había comparado a quienes llegan a EE.UU. sin documentos con “serpientes traicioneras”.

zss/mla/alg

Commentarios