• Detenidos en la cárcel militar de Guantánamo.
Publicada: viernes, 26 de enero de 2018 9:57

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea mantener abierta la infame cárcel militar de Guantánamo a pesar de las muchas críticas a este centro penitenciario y las recomendaciones de varios países y organismos internacionales y humanitarios para cerrarlo.

Según informó el jueves el rotativo estadounidense Politico, el jefe de Estado de EE.UU. tiene planeado anunciar durante su Discurso del Estado de la Unión del próximo martes su decisión para mantener abierta la cárcel de Guantánamo.

Fuentes citadas por dicho medio aseguran que el mandatario estadounidense firmará muy prontamente un decreto que derogará al de su predecesor Barack Obama (2009-2017), que pretendía cerrar la cárcel “lo antes posible”, algo que no pudo hacer debido a la fuerte oposición por parte del Congreso de Estados Unidos.

Dichas fuentes además indican que esta medida cambiaría poco en lo práctico dado que el expresidente Obama tampoco pudo alcanzar su objetivo de cerrar dicha cárcel pero recuerdan que, desde una perspectiva política, significaría una gran victoria para Trump dado que mantener abierta a la cárcel del Guantánamo era una de sus promesas a los que votaron por él en las presidenciales de 2016.

Sin embargo, parece que el mandatario no tiene planes para autorizar el envío de nuevos reclutas a dicho centro penitenciario que, en la actualidad (y tras el traslado de unos 200 presos durante la era de Obama), alberga 41 detenidos.

 

Las fuentes citadas señalan el alto descontento de las organizaciones humanitarias y la comunidad internacional por la continuidad de las actividades en esta cárcel y creen altamente posible que haya fuertes repercusiones a nivel internacional luego de que Trump anuncie su decisión y firme el decreto.

Guantánamo, una prisión de máxima seguridad, inaugurada en 2002 por orden del entonces presidente George W. Bush, llegó a albergar hasta 800 reos de 44 países. El centro de detención —situado en la base naval estadounidense de la bahía de Guantánamo, en el oeste del territorio de Cuba— ha recibido numerosas críticas por denuncias de abusos, atropellos y torturas a los prisioneros.

El pasado 13 de diciembre, el relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la tortura, Nils Melzer, denunció que EE.UU. sigue torturando a los presos en el campo de detención de Guantánamo y criticó la “impunidad” de las autoridades responsables de estas violaciones.

hgn/ktg/mjs

Comentarios