• Avión de combate Su-34, utilizado por Rusia en sus bombardeos contra el grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe) en Siria.
Publicada: domingo, 10 de enero de 2016 1:44
Actualizada: domingo, 10 de enero de 2016 2:25

Un alto cargo estadounidense ha alegado en declaraciones, bajo condición de anonimato, que los bombardeos rusos en Siria son imprecisos y que solo unos pocos de sus ataques aéreos van contra EIIL.

Sólo un tercio de los ataques aéreos rusos en Siria se dirigen al grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe) y sus ataques imprecisos están obligando a la población a huir, alimentando la huida de los refugiados hacia Europa, según el funcionario citado por Reuters.

Durante un tiempo, muy pocos ataques iban contra EIIL y después de un montón de condena pública una serie de sus ataques se volvieron contra EIIL (…) No estamos convencidos cuales son las  intenciones rusas", dijo un funcionario estadounidense bajo condición de anonimato.

De los 5000 ataques aéreos llevados a cabo por Rusia desde que comenzó su campaña aérea en Siria el 30 de septiembre de 2015, alrededor del 70 por ciento golpeó a militantes luchando contra el Gobierno del presidente sirio Bashar al-Asad, en lugar de apoyar los esfuerzos de la coalición liderada por Estados Unidos, dijo el funcionario a la prensa en Bruselas, capital de Bélgica.

"Durante un tiempo, muy pocos ataques iban contra EIIL y después de un montón de condena pública una serie de sus ataques se volvieron contra EIIL (…) No estamos convencidos cuales son las intenciones rusas", dijo el funcionario estadounidense.

Asimismo agregó que Rusia utiliza menos municiones guiadas de precisión que los EE.UU y sus aliados. "Los ataques rusos que no son precisos causan una enorme preocupación porque creo que hay una correlación con el flujo de refugiados (...). No es solo la presión que supone para la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea (UE), sino también el coste humanitario", ha apuntado.

Amnistía Internacional (AI) el mes pasado acusó a Moscú de violar el derecho humanitario. Se estima que al menos 200 civiles fueron asesinados por los ataques aéreos rusos entre el 30 de septiembre y el 29 de noviembre, algo que rechaza Rusia.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha desmentido en repetidas ocasiones atacar a civiles, asegurando que tiene mucho cuidado para evitar el bombardeo de zonas residenciales.

Los extremistas takfiríes de EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.

 

Desde septiembre de 2014, EE.UU., junto con algunos de sus aliados, ha estado llevando a cabo ataques aéreos contra lo que se dice que son los terroristas de Daesh dentro de Siria, sin ninguna autorización de Damasco o de un mandato de las Naciones Unidas.

Los ataques aéreos en Siria son una extensión de la campaña aérea encabezada por Estados Unidos contra las posiciones de Daesh en Irak, que comenzó en agosto de 2014.

Los informes dicen que los bombardeos liderados por Estados Unidos también han matado a decenas de civiles en Siria desde entonces.

Desde el inicio de la crisis siria en 2011, Rusia fue uno de los socios claves del legítimo Gobierno sirio. Durante sus operativos aéreos, las fuerzas rusas han realizado más de 5000 ataques en los que han destruido bastante infraestructura del EIIL, sus centros de mando y material bélico. 

Asimismo, funcionarios rusos y sirios han confirmado que los ataques aéreos de Rusia han tenido más éxito y mejores resultados que los de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU.

aaf/ktg/nal

Comentarios