• El ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane.
Publicada: miércoles, 5 de junio de 2019 16:02

Irán y varios miembros más de la OPEP rechazan retrasar la próxima reunión del grupo de productores del petróleo, como pide Arabia Saudí.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo tiene previsto reunirse el 25 de junio, un día antes de negociaciones programadas entre Rusia y países aliados a la OPEP que no pertenecen a la organización.

Sin embargo, algunos participantes han propuesto con el respaldo de Arabia Saudí aplazar la reunión al 3 y 4 de julio, según han dicho a la agencia británica de noticias Reuters fuentes de la organización.

“No estoy de acuerdo con los cambios propuestos para las fechas. Ya tengo muchos compromisos en ese periodo y no hay razón para considerar un aplazamiento”, escribió el ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, en una carta citada ayer martes por la agencia.

Por su parte, la OPEP ha indicado en una segunda misiva que también se oponen a la postergación Argelia y Kazajistán. Además, hay fuentes que aseguran que tampoco están de acuerdo en el retraso Venezuela y Libia.

Un cambio de fechas requeriría unanimidad en el bloque. Citando fuentes anónimas, Reuters afirma que una de las opciones sería sostener el encuentro ya fijado el 25 de junio y postergar a julio las conversaciones con los aliados no miembros.

No estoy de acuerdo con los cambios propuestos a las fechas. Ya tengo muchos compromisos en ese periodo y no hay razón para considerar un aplazamiento”, reza una carta del ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, sobre una propuesta respaldada por Arabia Saudí para postergar la próxima reunión de la OPEP.

Rusia y algunos productores que no pertenecen a la OPEP han estado cooperando con la organización para reequilibrar el mercado frente a Estados Unidos, que está tratando de controlarlo mediante un aumento de su producción de petróleo de esquisto.

En diciembre, los miembros de la OPEP, incluida Rusia, acordaron recortar su producción de petróleo en 1,2 millones de barriles diarios, en respuesta a esa medida de Estados Unidos.

El mercado del petróleo está bajo presión debido a la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como por la guerra económica de Washington contra Irán, productor clave de la OPEP con más de 2 millones de barriles por día.

El martes, el precio del crudo de referencia internacional Brent cayó a su nivel más bajo desde enero. En el último mes, los precios del petróleo han caído casi un 20 %, hasta situarse alrededor de los 60 doláres por barril.

Con el objetivo de “reducir a cero” las exportaciones iraníes de petróleo, Estados Unidos decidió no extender sus exenciones de sanciones a ocho importadores de crudo persa después de que expiraran a principios de mayo.

Washington se ha comprometido a eliminar todas las exportaciones iraníes y confía en que Arabia Saudí y sus otros aliados en el Golfo Pérsico puedan llenar la brecha en los suministros, aunque tanto las autoridades iraníes como numerosos analistas aseguran que Riad no será capaz de sustituir el crudo persa.

tmv/mla/tqi/rba

Comentarios