• El ministro turco del Interior, Suleyman Soylu.
Publicada: sábado, 23 de mayo de 2020 21:37
Actualizada: sábado, 23 de mayo de 2020 23:30

El ministro turco del Interior, Suleyman Soylu, ha condenado las sanciones impuestas por Estados Unidos contra su homólogo iraní, Abdolreza Rahmani Fazli.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció el miércoles sanciones contra ocho funcionarios persas, entre ellos Rahmani Fazli y Hosein Ashtari Fard, comandante de las Fuerzas Disciplinarias de Irán (LEF, por sus siglas en inglés).

En un contacto telefónico mantenido este sábado con Rahmani Fazli, Soylu ha hecho notar que los estadounidenses recurren a las intimidaciones y sanciones “cada vez que piensan que enfrentan algún desafío”.

Asimismo. ha remarcado que Ankara “condena” tal conducta. “Desde nuestro punto de vista, la medida no es correcta y la condenamos (…) Estaremos a su lado e insistimos en tal postura”, recalca.

El ministro iraní, a su vez, ha felicitado a la nación y Gobierno de Turquía el Eid al-Fitr —fiesta que marca el final del mes del Ramadán, mes de ayuno de los musulmanes— y ha agradecido la postura de Ankara respecto a la medida en su contra.

 

EE.UU., de acuerdo con Rahmani Fazli, busca intervenir en los asuntos internos de otros países por cualquier medio posible, y ha indicado que la política de sanciones de Washington tiene su raíz en “el fracaso” del plan estadounidense para intervenir en Irán.

“EE.UU. no logró su meta de generar inseguridad e inestabilidad, e incitar una guerra civil en Irán”, ha añadido el alto funcionario persa, en alusión al apoyo que brindó Washington en noviembre pasado a los opositores y terroristas para convertir en violencia las protestas pacíficas en el país persa contra el aumento de los precios de la gasolina.

Detrás de esos disturbios estuvieron la familia del depuesto Shah de Irán, Mohamadreza Pahlavi, y el grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), ambos apoyados por EE.UU. y sus aliados reaccionarios en la región como Arabia Saudí.

Rahmani Fazli, asimismo, ha señalado que las medidas hostiles de la Casa Blanca contra Irán están ligadas a objetivos electorales, en particular, del actual presidente de EE.UU., Donald Trump, busca una reelección.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Guardianes de Irán, Abás Ali Kadjodayi, ha dicho que Trump debería saber que este tipo de sanciones “no pueden incidir en la firma voluntad del pueblo para continuar su lucha contra las políticas hostiles de EE.UU.”

ask/ncl/rba