• Sistema antiaéreo de ‘Tres de Jordad’ desarrollado por los expertos iraníes.
Publicada: jueves, 20 de junio de 2019 15:14

El Cuerpo de Guardianes de Irán usó un sistema antiaéreo desarrollado por los expertos persas para derribar el dron espía de Estados Unidos.

La División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán ha anunciado este jueves que dron espía estadounidense, modelo Global Hawk, fue derribado por el sistema ‘Tres de Jordad’ cerca de la localidad de Kuhmobark, sita en la provincia sureña de Hormozgan, después de violar la soberanía del país persa.

Global Hawk es capaz de operar a gran altitud y permanecer en el aire por muchas horas. Su techo operativo le permite, en concreto, alcanzar los 20 000 metros de altura, desde donde puede tomar imágenes nítidas de los movimientos de una persona, por ejemplo, y puede permanecer en el aire durante más de 32 horas seguidas.

LEER MÁS: Irán condena violación de su espacio aéreo por dron espía de EEUU

LEER MÁS: Irán revela detalles del derribo de dron espía de EEUU

El CGRI presentó en 2014 el mencionado sistema de defensa aéreo que es capaz de rastrear cuatro objetivos enemigos y destruirlos con ocho misiles al mismo tiempo.

El sistema iraní, que fue diseñado y fabricado por los expertos iraníes, fue presentado al público tras la visita del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, a la Exposición Aeroespacial del CGRI, donde los equipamientos de última tecnología fueron expuestos al público.

‘Tres de Jordad’ se fabricó en 18 meses y puede detectar cualquier tipo de objetivos voladores dentro de un rango de 75 kilómetros.

 

El sistema antiaéreo iraní también es capaz de detectar y atacar aviones de combate y bombarderos de hasta 27 000 metros de altura.

LEER MÁS: Irán exhibe su poderío militar con un nuevo sistema antimisiles

Un comandante de la División Aeroespacial del CGRI dijo en 2014 que ‘Tres de Jordad’ puede compararse con el sofisticado sistema antiaéreo S-300 de Rusia, y agregó que su alcance aumentará a 200 kilómetros en el futuro.

Los expertos y técnicos militares iraníes han dado pasos agigantados en la fabricación de una amplia gama de equipamientos de calidad, que han permitido que las Fuerzas Armadas sean autosuficientes en el ámbito defensivo.

Las autoridades iraníes han aclarado una y otra vez que su capacidad militar no representa amenaza alguna para otros países y que su doctrina de defensa se basa simplemente en la disuasión.

alg/krd/rba

Comentarios