• El jefe de la Organización de Defensa Pasiva de Irán, el general de brigada Qolamreza Yalali.
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 10:02

La plena disuasión militar de Irán ha hecho que los enemigos recurran a la guerra económica contra la República Islámica, sostiene un general persa.

“Hemos alcanzado la disuasión gracias a las medidas defensivas del Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas (de Irán), por eso, el enemigo ha recurrido a la guerra económica y sanciones”, ha dicho este martes el jefe de la Organización de Defensa Pasiva de Irán, el general de brigada Qolamreza Yalali.

En declaraciones en una conferencia sobre la defensa pasiva y el aumento de la disuasión cibernética en Teherán (capital persa), Yalali ha alertado además de la “guerra híbrida” que ha librado EE.UU. contra Irán con la herramienta mediática y cibernética.

En el acto, también ha participado el ministro de Inteligencia iraní, Seyed Mahmud Alavi, quien en línea con las advertencias de Yalali, ha alertado de ciertos complots para socavar la capacidad defensiva de Irán y persuadir al mundo que la República Islámica “constituye una amenaza para la paz global”.

Hemos alcanzado la disuasión gracias a las medidas defensivas del Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas (de Irán), por eso, el enemigo ha recurrido a la guerra económica y sanciones”, dice el jefe de la Organización de Defensa Pasiva de Irán, el general de brigada Qolamreza Yalali.

 

“Esta hostilidad se debe al poder disuasivo, la influencia y la capacidad científica y nuclear del país (Irán). Hoy, el enemigo ha sacado la amenaza militar de su agenda, pues la opinión pública no la acepta. El enemigo no ha materializado su objetivo, así que se han dirigido hacia amenazas más efectivas”, ha asegurado Alavi.

Tras la victoria de la Revolución Islámica en 1979, Irán se ha convertido, gracias a la confianza en sí mismos de sus revolucionarios, en el polo de capacidad defensiva y disuasiva del oeste de Asia.

En el marco del plan de la República Islámica para aumentar su preparación militar, de momento sigue en curso una maniobra a gran escala en el país persa denominada ‘Defensores del Cielo de Velayat 97’, donde se ha puesto a prueba el último equipo de la defensa aérea del país.

Teherán ha asegurado una y otra vez que el aumento de su capacidad militar responderá a posibles agresiones y que no constituye amenaza alguna para la región.

tqi/ktg/mjs/mkh

Comentarios