• Misil balístico antibuque de fabricación nacional Jaliye Fars.
Publicada: martes, 5 de mayo de 2015 7:21
Actualizada: martes, 5 de mayo de 2015 9:42

EE. UU., el régimen de Israel y Arabia Saudí incluso no deben ni pensar lanzar un ataque a Irán, ya que perderán la batalla debido a la gran capacidad defensiva del país persa y la unidad de su nación, según un análisis de Global Research.

Esta página Web canadiense en un artículo titulado “Misión suicida”, explica ¿Por qué una guerra con Irán terminará en una nueva derrota para la máquina militar de los EE.UU.?, informa este martes la agencia iraní de noticias Fars, citando la página Web de 'Global Research'.

“(Barack) Obama declara que el Ejército estadounidense podría penetrar la defensa aérea de Irán, ignorando el hecho de que las fuerzas iraníes responderían de manera decisiva un ataque de ese tipo”, según el artículo.

(Barack) Obama declara que el Ejército estadounidense podría penetrar la defensa aérea de Irán, ignorando el hecho de que las fuerzas iraníes responderían de manera decisiva un ataque de ese tipo”, según el artículo

El texto dice que el Ejército estadounidense no estaría solo en su cruzada contra Irán. El régimen de “Israel y Arabia Saudí también se unirían a su misión suicida”.

Irán no es Ucrania ni Irak

En primer lugar, Irán tiene una población tres veces mayor que la de Irak. Este país también, es dos veces el tamaño de Ucrania. Por eso, según las estimaciones EE. UU. requiere de al menos 2 millones de soldados en el terreno para contener a Irán que no tiene.

Por otra parte, los misiles antiaéreos S-300 que va a recibir de Rusia le ayudarán al país persa derribar los drones estadounidenses si violan su espacio aéreo.

Asimismo, Irán tiene el misil balístico antibuque de fabricación nacional 'Jaliye Fars' (Golfo Pérsico). Este misil de combustible sólido y supersónico se conoce como el asesino de naves portaviones. Dichos misiles balísticos con un intervalo de aproximadamente 300 km o 186 millas que llevan una ojiva de 1400 libras son capaces de hundir las naves estadounidenses en el Golfo Pérsico.

Una guerra con Irán llevaría a la quiebra a EE. UU. y causaría una gran recesión económica a nivel mundial

La invasión castrense de Irak (2003), liderada por EE. UU. le costó al país norteamericano más de 3 billones de dólares, dejando además, más de 4400 muertes y más de 33.000 personal militar herido.

De acuerdo con el artículo, una guerra contra Irán le costará a Washington más de 10 billones de dólares, dado el tamaño y las capacidades de defensa del país persa. Este gigantesco costo llevaría a la quiebra de EE. UU. y causará una crisis financiera aun peor a la que azotó al país en 2008.

¿Cómo reaccionarían los ciudadanos de Irán a un ataque de EE. UU. y sus aliados?

El artículo asegura que la nación persa se mantendrá aun más unida ante un eventual ataque foráneo contra su patria.

En1980, el ejecutado dictador iraquí Saddam Husein invadió Irán con el apoyo de EE. UU. ¿Cuál fue el resultado? EE. UU. y Saddam Husein pensaban que Irán era débil debido a la situación del país tras la victoria de la Revolución Islámica de 1979.

Solo unas semanas después de la invasión de Irak, había más de 100.000 voluntarios iraníes solo de la región Juzestán (suroeste de Irán) con el fin de luchar contra las fuerzas iraquíes. La invasión de Irán, lo hizo más fuerte.

Es concluyente: La máquina militar de EE. UU. perdería de nuevo

El artículo asegura que EE. UU. perderá la batalla contra Irán, al igual que lo hizo en Vietnam, Afganistán e Irak. “Usted puede agregar a Irán a la lista de vencedores”.

Pero el mayor perdedor en toda esta locura instigada por Washington y sus tontos aliados son los israelíes, estadounidenses, y saudíes que pagan los impuestos de esta guerra. Obama cree que el gasto de 600 mil millones de dólares en la defensa aseguraría una victoria sobre Irán, pero no importa, porque el pueblo iraní encontraría una manera de ganar contra el agresor extranjero.

En reiteradas ocasiones EE. UU. y su aliado israelí han empleado la retórica de guerra contra Irán. Hace varias semanas, el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, afirmó que si Teherán y el Grupo 5+1 (EE. UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) no pueden llegar a un acuerdo nuclear "la opción militar seguirá ciertamente sobre la mesa".

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Martin Dempsey (izquierda) y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter (derecha) en una rueda de prensa, 16 de abril de 2015

 

Irán en reiteradas ocasiones ha dejado en claro que “el poderío defensivo” de la República Islámica responderá de forma contundente a cualquier movimiento injerencista del enemigo.

EE. UU., el régimen de Israel y sus socios occidentales acusan a Irán de querer dotarse de armas nucleares con su programa nuclear pacífico.

Teherán ha rechazado continuamente esas acusaciones e insiste en su derecho legítimo a desarrollar un programa nuclear pacífico, ya que es miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP).

ftm/rha/msf

Comentarios