• De izquierda a derecha: Aidyn Aimbetov, Guennadi Padalka y Andreas Mogensen. 12 de septiembre de 2015
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 22:33

El cosmonauta ruso Guennadi Padalka ha regresado este sábado a salvo a la Tierra con otros dos astronautas desde la Estación Espacial Internacional (EEI).

Padalka aterrizó en la estepa de Kazajistán a las 00H51 GMT, junto al cosmonauta kazajo Aidin Aimbetov y al astronauta danés Andreas Mogensen, tras batir el récord de permanencia en el espacio con 879 días en cinco misiones diferentes.

"El aterrizaje tuvo lugar. Todo fue bien", ha confirmado un portavoz de la agencia espacial rusa Roscosmos.

Los tres hombres entraron en la atmósfera de manera "perfecta" a las 00H00 GMT, según la agencia espacial estadounidense NASA, antes de aterrizar "en el blanco" situado a 146 kilómetros al sureste de la localidad kazaja de Dzhezkazgan menos de una hora después.

"Me siento bien", ha declarado el cosmonauta ruso a su histórico regreso, mientras bebía té y comía una manzana sentado junto a responsables del programa espacial ruso.

"Ahora, usted tendrá que vivir un poco en la Tierra", bromeó Talgat Musabayev, jefe de la agencia espacial kazaja Kazkosmos.

Padalka, de 57 años, lideró la 44 expedición a la EEI, rompiendo el 28 de junio el récord de permanencia en el espacio que hasta el momento tenía su compatriota Serguei Krikalev con 803 días, nueve horas y 41 minutos.

La Estación Espacial Internacional (EEI).

 

La última misión de Padalka, quien realizó su primera estancia de 199 días en la estación rusa Mir en 1998, comenzó el 27 de marzo, cuando despegó del cosmódromo kazajo de Baikonur junto al ruso Mijail Kornienko y al estadounidense Scott Kelly.

Los astronautas que le acompañaron en su regreso a la Tierra han pasado, en comparación, poco tiempo en la Estación Espacial Internacional, donde Padalka estuvo también en 2004, 2009 y 2012.

Andreas Mogensen, el primer danés en el espacio, y Aidin Aimbetov, el tercer cosmonauta de su país, despegaron a bordo de la Soyuz TMA-18M el 2 de septiembre y llegaron dos días después a la EEI.

La Estación Espacial Internacional, cuya construcción costó unos 150.000 millones de dólares (132.000 millones de euros), orbita alrededor de la Tierra a unos 28.000 kilómetros por hora desde 1998.

mah/ktg/kaa