• La próxima generación de los equipos del ‘Soldado del futuro’ ruso, Rátnik-2, se equipará con un traje de camuflaje invisibles a la luz infrarroja.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 1:49

La próxima generación de los equipos del ‘soldado del futuro’ ruso, Rátnik-2, tendrá un traje de camuflaje capaz de cambiar de color y ser invisible a la luz infrarroja.

Los equipos de combate previstos sustituirán a los equipos del 'soldado del futuro' ruso tipo Rátnik estarán capacitados con un traje de camuflaje que cambia de color y es invisible a la luz infrarroja, con un chaleco antibalas mucho más ligero y un sistema integrado de alimentación y suministro de energía.

Para crear cualquier equipo nuevo hay que analizar la tecnología existente y el tiempo que va a pasar al crear los elementos nuevos invertirlo también en el desarrollo de tecnologías que permitan conseguir fundamentalmente diversos materiales como un camuflaje que cambia de color y se vuelve invisible ante la luz infrarroja o un chaleco antibalas que es más ligero y funciona sobre otros principios", afirma Oleg Martianov, miembro de la Comisión Militar-Industrial dependiente del Gobierno ruso.

 Así lo declaró Oleg Martianov, miembro de la Comisión Militar-Industrial dependiente del Gobierno ruso, en el marco de la exposición internacional de armas, equipo militar y municiones Russia Arms Expo 2015, informa RIA Novosti.

A principios del mes de junio, el presidente de la Fundación de Investigaciones Avanzadas, Andréi Grigoriev, afirmó que los científicos rusos habían comenzado a desarrollar una nueva generación de equipos para el nuevo 'soldado del futuro', bautizado como Rátnik-2.

El nuevo 'soldado del futuro' ruso, bautizado como Rátnik-2 disfrutará de esta nueva generación de equipos.

 

Anteriormente, Grigoriev había dicho que el desarrollo de estos equipos podría llevar entre 10 y 15 años, con lo que el esperado Rátnik-2 podría aparecer hacia el periodo comprendido entre 2025 y 2030.

"Para crear cualquier equipo nuevo hay que analizar la tecnología existente y el tiempo que va a pasar al crear los elementos nuevos invertirlo también en el desarrollo de tecnologías que permitan conseguir fundamentalmente diversos materiales como un camuflaje que cambia de color y se vuelve invisible ante la luz infrarroja o un chaleco antibalas que es más ligero y funciona sobre otros principios", ha afirmado Martianov.

Además, el miembro de la Comisión Militar-Industrial hizo hincapié en que se continúa trabajando en la mejora del Rátnik que comenzó a llegar a las Fuerzas Armadas de Rusia el año pasado y que el trabajo de modernización actual se está realizando sobre aquellos productos ya existentes.

tmv/ncl/rba

Comentarios