• Dos submarinos en una base naval en Kaohsiung, en el sur de Taiwán, 21 de marzo de 2017. (Foto: EFE)
Publicada: martes, 16 de noviembre de 2021 16:10

El plan de Taiwán para adquirir nuevos submarinos y cazas no podría cambiar gran disparidad existente entre su fuerza militar y la china, indican los expertos.

De acuerdo con los medios locales, la construcción del primer submarino de fabricación nacional de Taiwán ha alcanzado este martes una nueva fase con una ceremonia oficial de colocación de la quilla celebrada en la localidad de Kaohsiung, en el sur de la isla.

Durante la ceremonia, el almirante taiwanés Liu Chih-pin ha presentado un discurso en el que ha enfatizado en la seguridad y la confidencialidad como dos elementos clave que permiten que la construcción del primer submarino fabricado en Taiwán avance según lo programado.

La construcción de submarino autóctono de la isla, forma una parte clave del proyecto taiwanés para progresar en varios tipos de armas y equipos militares, incluido su plan para adquirir aviones de combate F-16V y un avanzado avión supersónico de entrenamiento. 

 

Según la compañía estatal taiwanesa CSBC, el prototipo del submarino autóctono está programado para completarse en 2024 y entregarse a la Armada en 2025 y estará equipado con torpedos MK-48 Mod6 AT HWT de fabricación estadounidense.

Sin embargo, los expertos militares subrayan que no importa cómo la isla desarrolle o incluso compre armas, la gran disparidad entre la fuerza militar de Taipéi y China no cambiará.

En este contexto, dijo el lunes un experto militar bajo condición de anonimato al diario estatal chino Global Times que Taiwán tiene una capacidad tecnológica limitada para la construcción independiente, de hecho, la industria de la construcción naval de la isla enfrentará enormes desafíos en el desarrollo del referido submarino, agregó.

Esto mientras las tensiones entre Pekín y Taipéi se han intensificado en los últimos meses. Taiwán es un tema muy sensible para China, pues considera a la isla como parte integrante de su territorio y, en consecuencia, no admite que mantenga lazos diplomáticos y militares formales propios con otro Estado soberano. Asimismo, el gigante asiático repudia cualquier actividad separatista en la isla que, en los últimos tiempos, cuenta con apoyo explícito de EE.UU. y no descarta recurrir al uso de la fuerza para reunificar dicho territorio.

mmo/mdh/rba