• Los miembros del Ejército de EE.UU. estacionan un tanque M1 Abrams antes de un evento en Washington, 3 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 15 de julio de 2019 16:55

China mantendrá su palabra y no comerciará con empresas estadounidenses involucradas en la venta de armas a Taiwán, dice el portavoz de la Cancillería china.

“El Gobierno y las empresas de China no cooperarán ni mantendrán contactos comerciales con esas empresas estadounidenses”, ha dicho este lunes Geng Shuang, en una rueda de prensa.

La medida, que probablemente escalará las tensiones Washington-Pekín, llega después de la decisión de EE.UU. de autorizar la venta de armas a Taiwán, una isla sobre la que Pekín reivindica soberanía, por valor de 2200 millones de dólares.

Geng ha adelantado que dicha venta de armas supone una violación del derecho internacional y perjudica la soberanía y la seguridad de China.

El funcionario no ha ofrecido más detalles tras el escueto anuncio. “Pero créanme, los chinos siempre dan mucha importancia a mantener la palabra”, ha zanjado.

El viernes, el país asiático ya anunció que impondría sanciones a todas las empresas estadounidenses que tomen parte en la venta de armas a la isla a fin de velar por sus intereses nacionales, es más, Pekín dijo que Washington estaba “jugando con fuego”.

El Gobierno y las empresas de China no cooperarán ni mantendrán contactos comerciales con esas empresas estadounidenses”, ha dicho el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang, en alusión a las firmas que venden armas a la isla de Taiwán.

 

Diario del Pueblo, el periódico oficial del gobernante partido chino, identificó el domingo en un artículo a las empresas norteamericanas que podrían estar expuestas a sanciones, entre ellas figuraban Honeywell International Inc., que fabrica los motores para los tanques estadounidenses Abrams, y el fabricante de jets privados Gulfstream Aerospace, que es propiedad de General Dynamic.

La isla de Taiwán no es reconocida como un Estado independiente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha cuestionado el principio de una sola China al aumentar los contactos diplomáticos con Taipéi e intensificar las cooperaciones militares con la isla.

LEER MÁS: Taiwán compra a EEUU 45 lanchas de asalto por temor a poder chino

Todo eso se suma a las tensiones entre Pekín y Washington, que se están enfrentando en una guerra comercial desencadenada por el inquilino de la Casa Blanca el año pasado.

LEER MÁS: ‘China, preparada para una guerra comercial prolongada con EE.UU.’

LEER MÁS: 600 empresas de EE.UU. piden fin de guerra comercial con China

mtk/ctl/nlr/mjs

Comentarios