• El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en una conferencia de prensa en Caracas, la capital, 6 de agosto de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 18 de septiembre de 2020 21:07
Actualizada: viernes, 18 de septiembre de 2020 23:16

Venezuela ha informado este viernes que Brasil suspendió las credenciales de sus diplomáticos y prohibió la circulación de sus vehículos.

La Cancillería de Brasil nos envió hoy una nota diplomática para suspender las credenciales y los carnets de nuestro personal y prohíbe la circulación de los vehículos de nuestra embajada y nuestros consulados”, ha escrito el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en Twitter.

El aludido canciller también ha vinculado la medida del Gobierno de Jair Bolsonaro contra Venezuela a la visita del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al gigante suramericano. “Algo tenían que reportarle hoy a su jefe Pompeo. Subordinación total”, se lee en el tuit.

De hecho, al anunciar la visita, el Departamento de Estado de EE.UU. indicó que tanto Brasilia como Washington estaban “trabajando juntos para apoyar al pueblo venezolano”, en alusión al respaldo que le dan a la oposición de Venezuela para presionar la salida del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Más temprano en la misma jornada, Pompeo ha recorrido la ciudad brasileña de Boa Vista, la capital del estado Roraima, en la frontera con Venezuela.

Al respecto, las máximas autoridades del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil han considerado la visita del titular norteamericano como una afrenta a la soberanía del país suramericano.

 

“El Gobierno brasileño, liderado por Jair Bolsonaro, demuestra una vez más su sometimiento a los dictados del Gobierno de Donald Trump, siempre poniéndose abierto a seguir sus órdenes o recibir a sus representantes en nuestro territorio, en un continuo proceso de afrenta a nuestra soberanía”, han enfatizado desde el PT.

El pasado 4 de septiembre, la Cancillería de Brasil informó de la suspensión de estatus diplomáticos y de la inmunidad al personal de la embajada y los consulados venezolanos.

Previamente, en abril, el Gobierno de Bolsonaro dispuso que los 34 funcionarios venezolanos con cargos en la embajada en Brasilia y en los consulados de las ciudades de Belém, Río de Janeiro y Sao Paulo, tenían que abandonar Brasil y regresar a Venezuela a más tardar el 2 de mayo. Pero, esta medida no prosperó por una decisión judicial. 

De acuerdo con analistas, el mandatario ultraderechista de Brasil, en vez de estar pensando en ayudar a su pueblo en medio de la terrible crisis sanitaria por la COVID-19, está ideando cómo lanzar una amenaza armada contra Venezuela.

ncl/ctl/mkh