• El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002)
Publicada: lunes, 25 de marzo de 2019 20:39

El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso predice que el Gobierno de Jair Bolsonaro podría caer por tensiones generadas con el poder Legislativo.

“Paradoja brasileña: los partidos son débiles, el Congreso es fuerte. El presidente que no entiende eso no gobierna y puede caer”, indicó el domingo el expresidente Cardoso (1995-2002) a través de su cuenta de Twitter.

Fernando Henrique añadió que “maltratar a quien preside la Cámara es camino hacia el desastre” para luego señalar que Bolsonaro “debe moderar, no atizar”.

Con estos comentarios, el exmandatario hizo referencia a las recientes tensiones generadas entre el jefe de Estado y el presidente de la Cámara Baja del país, Rodrigo Maia, por la aprobación de la polémica reforma del sistema de pensiones propuesta por Bolsonaro.

En una entrevista publicada el sábado por el diario local O Estado de Sao Paulo, Maia amenazó con dejar la articulación política del Congreso para la aprobación de la mencionada reforma y aseguró que el presidente no goza de la base necesaria para la aprobación del proyecto, una de sus principales promesas de campaña electoral.

Paradoja brasileña: los partidos son débiles, el Congreso es fuerte. El presidente que no entiende eso no gobierna y puede caer; maltratar a quien preside la Cámara es camino hacia el desastre. Necesitamos un sentido común, reformas, empleo y decencia. El presidente del país debe moderar, no atizar”, dice el expresidente Fernando Henrique Cardoso.

 

El alto titular instó al respecto al presidente a ser más “proactivo” y le pidió construir un diálogo tanto con el Parlamento como con los líderes políticos y los partidos del país.

De igual modo, avisó que el país sudamericano debe “salir de Twitter e ir a la vida real” refiriéndose a Bolsonaro, quien usa las redes sociales como su principal herramienta de comunicación, al igual que su ídolo, su par estadounidense Donald Trump.

Ante esta coyuntura, el expresidente adelantó que Brasil necesita, en vez de las tensiones en mención, un sentido común, reformas, empleo y decencia.

En otra ocasión, Henrique Cardoso había criticado que la Administración de Bolsonaro no tiene coherencia, en alusión a la influencia de los hijos del mandatario en las políticas del Gobierno.

Además, en noviembre de 2018 resaltó que las políticas del mandatario tendrán un impacto negativo en la imagen del país en la esfera exterior, criticando así algunas posturas de Bolsonaro respecto a temas, entre ellos rechazar la prioridad del Mercosur (Mercado Común del Sur) y también su postura opositora a Venezuela.

mtk/rha/hnb

Comentarios