• El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, habla a la prensa durante una visita a Río de Janeiro (Brasil), 17 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 1 de enero de 2019 16:38
Actualizada: martes, 1 de enero de 2019 18:32

Según una encuesta, el índice de optimismo en Brasil sobre la jefatura de Jair Bolsonaro es el más bajo para un primer año de mandato desde 1989.

El estudio, publicado este martes por el diario Folha de S.Paulo, fue realizado por el instituto de investigación Datafolha los días 18 y 19 de diciembre en 130 ciudades, en donde 2077 personas fueron encuestadas; el sondeo tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales.

De acuerdo con la medición, un 65 por ciento de los brasileños piensa que la gestión de Bolsonaro será “excelente” o “buena”, un porcentaje mayor que el 55 por ciento de las preferencias que tuvo para la segunda vuelta electoral.

Sin embargo, para un 17 por ciento de las personas entrevistadas, la labor del político de extrema derecha será “regular”, mientras que un 12 por ciento considera que la nueva Administración será “mala” o “pésima”.

Para el primer mandato del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva la expectativa positiva alcanzaba el 76 por ciento, mientras que la expresidenta brasileña Dilma Rousseff inició su primer período con un 73 por ciento de optimismo, afirma la encuesta.

 

El ultraderechista Bolsonaro asumirá este martes la Presidencia de Brasil tras lograr el 55,7 por ciento de los votos en la segunda vuelta electoral, frente al 44,3 por ciento de los sufragios del izquierdista Fernando Haddad, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

Bolsonaro, un excapitán del Ejército de 63 años, es conocido por su discurso misógino y racista, así como por su defensa del derecho a portar armas. Además, airea a bombo y platillo su admiración por el presidente de EE.UU., Donald Trump, hasta el punto de ser apodado “el Trump brasileño”.

En el mes de diciembre, la Corte Suprema de Brasil aprobó abrir una pesquisa federal contra el futuro jefe de Estado por delitos electorales. 

jrd/anz/ftn/rba

Comentarios