• La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, durante el Encuentro Nacional de Blogueros y Activistas Digitales en Belo Horizonte, Brasil, 20 de mayo de 2016.
Publicada: sábado, 21 de mayo de 2016 8:53

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, en su primera aparición pública en Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, afirmó que el Gobierno del presidente interino, Michel Temer, es "provisional" e "ilegítimo".

"El carácter provisional (de Temer) es importantísimo. El proceso es un golpe. Es provisional, porque es ilegítimo, porque no es producto de la elección directa, no es producto del deseo popular", señaló Rousseff durante un encuentro el viernes con blogueros y los llamados 'activistas digitales'.

"Les agradezco a ustedes el cariño y podemos tener la seguridad de que nosotros vamos a resistir. No vamos a dejar que la democracia sea herida", declaró Rousseff al ser recibida con flores, carteles, mensajes de apoyo y abrazos por unos cerca de 600 activistas que se concentraron en una plaza pública del centro de Belo Horizonte.

El carácter provisional (de Temer) es importantísimo. El proceso es un golpe. Es provisional, porque es ilegítimo, porque no es producto de la elección directa, no es producto del deseo popular", señaló la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff

La suspendida mandataria, que fue separada del cargo el pasado 12 de mayo por determinación del Senado, señaló que el "pueblo" que votó por ella "no quería este programa de Gobierno que está siendo implantado. Es un retroceso", porque "no tiene legitimidad en las urnas".

Criticó, además, que "este Gobierno está batiendo el récord de desmentidos. Un día dice una cosa y al día siguiente desmiente lo que dijeron. Pero dejan la sospecha de que aquello que desmintieron es en lo que realmente creen", refiriéndose a la cobertura del sistema público de salud y de los programas sociales.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, separado del cargo por sospecha de corrupción y quien lideró el proceso para la apertura del juicio en contra de la jefa de Estado tampoco escapó a las críticas.

Por otro lado, en una entrevista concedida a Telesur, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva apuntó que trabajará en la búsqueda de nuevos liderazgos para el Partido de los Trabajadores (PT), aunque no descartó la posibilidad de volver a presentarse en 2018, pero "solo para evitar que se destruyan los logros sociales en Brasil".

Lula denunció de nuevo el proceso que derivó en la separación de Rousseff del poder para encarar un juicio político con fines destituyentes. "Temer solo es interino, Dilma solo está suspendida por un capricho político eso debe estar muy claro", dijo el exgobernante.

lvs/anz/msf

Comentarios