• El depuesto presidente boliviano, Evo Morales, ofrece un discurso en México, 27 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 4 de diciembre de 2019 22:52
Actualizada: jueves, 5 de diciembre de 2019 0:10

Evo Morales afirma que, de cara a resolver los problemas de hegemonía en América Latina, la presencia rusa podría ser una buena solución.

“Con Rusia estamos esperando y quiero que haya presencia de Rusia en América Latina para frenar esta forma de hegemonizar. Queremos buenas relaciones con Rusia que permitan equilibrar la situación”, ha declarado el depuesto mandatario boliviano en una entrevista publicada este miércoles por el diario español ABC.

Además, ha destacado sus buenas relaciones con China en diversos campos, como el comercial y el de las inversiones, agregando que también, gracias a los valiosos lazos que Bolivia ha mantenido con Cuba, sobre todo en el aspecto de la salud, se han operado 700 000 personas de forma gratuita. “La gente está ahora pidiendo a gritos que vuelvan los médicos cubanos. Ya no hay tomografías, terapia intensiva y hay hospitales cerrados. Eran médicos para la gente más humilde”, ha dicho al respecto.

De igual modo, en otra parte de sus declaraciones, ha afirmado que las acusaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre un fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre formaron parte del golpe de Estado en su contra, y señalado que se realizaron sin ningún tipo de base lógica y técnica.

Con Rusia estamos esperando y quiero que haya presencia de Rusia en América Latina para frenar esta forma de hegemonizar. Queremos buenas relaciones con Rusia que permitan equilibrar la situación”, declara el depuesto mandatario boliviano, Evo Morales, en una entrevista publicada por el diario español ABC.

 

“El acuerdo con la Cancillería de la OEA fue que había que entregar un informe el día 13 de noviembre. El día 10 de noviembre, en la madrugada, nos pasan la información preliminar y vimos que había decisiones políticas y no técnicas. Entonces, pedí hablar con Luis Almagro, el secretario general. No pude hablar con él”, ha explicado Morales.

Según el depuesto mandatario boliviano, la oposición de su país le amenazó con prender fuego a la vivienda de su hermana y de la gente si él no renunciaba.

LEER MÁS: ¿Ya es hora de disolver la OEA? Dictadura en Bolivia

Tras una ola de protestas convocadas por la oposición boliviana, que se negó a reconocer los resultados de las elecciones de octubre, Morales renunció a su cargo el pasado 10 de noviembre, como explicó, a fin de “preservar la paz en el país”. Acto seguido, la exsenadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó, el 12 de noviembre, presidenta interina del país.

LEER MÁS: Morales: Sacrifico mi candidatura a las Presidenciales por la paz

LEER MÁS: Evo Morales: haré todo lo posible para la paz en Bolivia

Desde entonces, miles de bolivianos se han manifestado para expresar su repudio al golpe contra Morales; sin embargo, el gobierno de facto ha reprimido duramente estas marchas y ha autorizado a las Fuerzas Armadas masacrar, de manera impune, al pueblo.

LEER MÁS: Amnistía Internacional y HRW condenan abuso de militares en Bolivia

nlr/anz/nkh/alg

Comentarios