• El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu.
Publicada: sábado, 30 de enero de 2016 10:35

El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, confiesa que las relaciones israelí-saudíes son mucho más fuertes que las relaciones de ese régimen con la Unión Europea (UE).

“El nivel de las relaciones de Israel con los países árabes está aumentando y mejorando, y esperamos que nuestras relaciones con la Unión Europea alcancen el mismo nivel y sean tan buenas como los lazos entre Israel y Arabia Saudí o los otros países árabes”, ha afirmado Netanyahu.

El nivel de las relaciones de Israel con los países árabes está aumentando y mejorando, y esperamos que nuestras relaciones con la Unión Europea alcancen el mismo nivel y sean tan buenas como los lazos entre Israel y Arabia Saudí o los otros países árabes”, ha afirmado el primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu

Según un informe de este sábado de la agencia yemení de noticias Saada Press, que cita un video con declaraciones formuladas por Netanyahu en el reciente Foro Económico Mundial celebrado en la localidad de Davos, en Suiza, Israel y los países árabes mantienen una fuerte amistad.

“Actualmente, Arabia Saudí, Egipto y los países árabes ribereños del Golfo Pérsico se han hecho amigos nuestros, y su futuro está amenazado por Irán y por Daesh (acrónimo árabe del grupo terrorista takfirí EIIL)”, ha indicado Netanyahu.

En este sentido, el primer ministro israelí ha reconocido que “con el fin de enfrentarse a la amenaza de Irán”, esos países no han encontrado un aliado mejor que Israel.

No obstante, el informe recuerda que el historial de las relaciones entre el régimen de Tel Aviv y Riad se remonta a muchos años atrás, aunque últimamente se han hecho cada vez más fuertes por los intereses regionales que comparten.

El informe hace también referencia a las revelaciones de WikiLeaks el pasado mes de junio sobre Arabia Saudí para apuntar a las relaciones secretas de Israel y Arabia Saudí en los campos de la inteligencia y la seguridad, así como sus planes para normalizar sus lazos.

Todo esto tiene lugar mientras desde 2010 y tras el asesinato del alto comandante del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) Mahmud al-Mabhuh en la ciudad emiratí de Dubái por la agencia de espionaje del régimen israelí (Mossad), el régimen de Tel Aviv y los países ribereños del Golfo Pérsico no mantienen relaciones oficiales ni comerciales.

Sin embargo, fuentes regionales han informado en reiteradas ocasiones de la celebración de encuentros secretos entre representantes de algunos países árabes y delegaciones israelíes.

En diferentes ocasiones, responsables israelíes han considerado que el establecimiento de relaciones de cooperación y económicas con los países árabes “moderados” facilitaría desarrollar un entorno favorable para su régimen.

tas/mla/msf