• Argentinos protestan en distintas ciudades para pedir la liberación de la conocida líder indígena Milagro Sala, 22 de enero de 2016.
Publicada: sábado, 23 de enero de 2016 1:41

Un total de 26 protestas en distintas ciudades en Argentina han reclamado la liberación de la conocida líder indígena Milagro Sala, detenida hace una semana por discrepancias políticas con un político aliado del presidente, Mauricio Macri.

Estamos frente a un claro intento de criminalizar las prácticas relacionadas con el ejercicio del derecho a la protesta y a la libertad de expresión”, ha dicho este viernes Marile Belski, la directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) Argentina.

Estamos frente a un claro intento de criminalizar las prácticas relacionadas con el ejercicio del derecho a la protesta y a la libertad de expresión", ha dicho Marile Belski, la directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) Argentina.

La organización argentina Tupac Amaru, sindicatos sociales y partidos políticos han cumplido su convocatoria a “una jornada de cortes de ruta y calles”, después de que la Cámara Federal de la provincia de Salta (norte) confirmara el rechazo a un habeas corpus que pedía la libertad de la líder detenida.

Al portar pancartas y banderines, cientos de manifestantes han bloqueado puentes y vías principales en una veintena de ciudades argentinas.

La conocida líder indígena Milagro Sala.

 

Las protestas organizadas también han pedido al Gobierno argentino que defienda los 66.000 empleos de cooperativas en toda la nación.

Por su parte, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) ha destacado que la detención de Sala es un tipo de gravísimo procedente y ha hecho hincapié en que la criminalización de las prácticas relacionadas con el ejercicio del derecho a la protesta conduce a una restricción de las libertades democráticas y a una aplicación ilegítima del derecho penal.

Sala, que es la dirigente de la organización Tupac Amaru, fue detenida irregularmente el pasado sábado por diferir políticamente con el gobernador de la provincia de Jujuy (norte), Gerardo Morales, un político aliado de Macri.

El sábado, cientos de argentinos salieron a las calles de Buenos Aires, capital, para protestar contra el arresto de Sala. El lunes, los argentinos también reiteraron la solicitud de liberación de su líder.

Tras la llegada de Macri a la Casa Rosada, el dignatario ha visto cómo su política ha sido criticada tanto a nivel nacional como internacional.

alg/anz/rba

Comentarios