• Ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al-Yubeir.
Publicada: lunes, 8 de febrero de 2016 23:58

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al-Yubeir, recalca la disposición de su país para enviar tropas terrestres en Siria; una oferta que EE.UU. vuelve a apoyar.

Hay una discusión en relación a un contingente de fuerzas terrestres o un contingente de fuerzas especiales para operar en Siria”, ha dicho este lunes el jefe de la Diplomacia saudí, al término de un encuentro en Washington, la capital de EE.UU., con su homólogo estadounidense, John Kerry.

Hay una discusión en relación a un contingente de fuerzas terrestres o un contingente de fuerzas especiales para operar en Siria”, señala el ministro saudí de Exteriores, Adel al-Yubeir.

Como reveló el pasado jueves el portavoz militar saudí, el general de brigada Ahmad al-Asiri, Riad “está dispuesto a proporcionar fuerzas especiales para este tipo de operaciones” si finalmente se ejecuta el plan, ha recordado Al-Yubeir.

Soldados saudíes a bordo de un tanque desplegado en las afueras de la ciudad sureña yemení de Adén.

 

Al-Yubeir además ha afirmado que el reino árabe sigue brindando apoyo a los grupos armados sirios y ha dejado claro que este apoyo continuará hasta el derrocamiento del presidente sirio, Bashar al-Asad.

Por su parte, John Kerry ha saludado la propuesta saudí y ha resaltado que Washington respalda cualquier intervención militar en suelo sirio.

En esta misma línea, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, ha alegado que Riad dispone de tropas capaces de realizar operaciones en Siria. Si bien, ha admitido que aún desconoce cómo se desarrollará el plan saudí precisamente.

Durante una rueda de prensa habitual, el diplomático estadounidense, sobre el despliegue de soldados estadounidenses en Siria, ha revelado que “no habrá una presencia a largo plazo de nuestras fuerzas para una guerra convencional en Siria”.

La alegación saudí de intentar luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) llega justo cuando el Ejército sirio está cosechando más logros ante los terroristas. El pasado miércoles, las tropas sirias rompieron el asedio de dos localidades chiíes de Nubel y Zahra en la provincia norteña de Alepo, que se encontraban sitiadas desde hace más de tres años por el Frente Al-Nusra, rama siria de Al-Qaeda, y sus aliados.

Por otro lado, Irán, Rusia y el propio Gobierno sirio advirtieron de las consecuencias de una incursión terrestre en Siria sin el consentimiento de Damasco. el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al-Moalem, advirtió el sábado que Damasco resistirá ante cualquier incursión terrestre en su suelo y enviará a los agresores a su casa en ataúdes.

Arabia Saudí, un firme opositor al Gobierno sirio, nunca ocultó su apoyo a los grupos armados radicados en Siria desde el inicio de la crisis siria en 2011, e incluso amenazó en varias ocasiones a atacar Siria si no dimite Bashar al-Asad.

mjs/ncl/hnb