• Oposición venezolana da la espalda al diálogo con el Gobierno
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 22:16

La oposición venezolana anuncia que no asistirá a la reunión prevista en República Dominicana si el Gobierno no designa a sus mediadores internacionales.

El diputado y jefe negociador de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Luis Florido, ha señalado este martes que el bloque opositor no participará en el encuentro programado para este 15 de noviembre en la capital dominicana ante “la negativa” del Gobierno venezolano de invitar a cancilleres de otros países que han mostrado su disposición de mediar en el proceso de diálogo.

El parlamentario ha reiterado que, sin la presencia de los diplomáticos —México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua—, no se realizarán avances en las conversaciones. “El proceso de negociación internacional no puede seguir adelante hasta que los ministros de Exteriores sean invitados”, ha sentenciado Florido, en declaraciones a la prensa desde la sede de la Asamblea Nacional (AN).

Florido urgió el lunes a la delegación gubernamental a nombrar a su tercer mediador y, en cualquier caso, a iniciar cuanto antes las gestiones con los Ministerios de Exteriores de dichos países porque los cancilleres “tienen distintas agendas”.

“Un proceso de negociación internacional requiere la presencia de los Estados que van a conformar este grupo, sin eso no será posible. Estamos buscando una fecha de agenda donde todos (los cancilleres) puedan concurrir de manera que el proceso inicie con buen pie y termine con buen pie”, sentenció.

El proceso de negociación internacional no puede seguir adelante hasta que los ministros de Exteriores sean invitados”, ha declarado el jefe negociador de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Luis Florido.

 

La MUD declaró el sábado “en suspenso” el proceso negociador, al no haber aprobado el Gobierno la presencia de los cancilleres de México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua, que exigía la oposición para garantizar el cumplimiento de lo acordado.

Algunas fuentes consideran que el diálogo es una trampa para el Gobierno bolivariano, pues la oposición habla de crear condiciones electorales, incluyendo un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), que garanticen unas elecciones libres, y por eso pide la presencia de cancilleres de varios países. Visto así, la oposición da a entender que en las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y en las regionales hubo fraude y que la ANC y los gobernadores electos son ilegítimos.

El pasado miércoles, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, abogó una vez más por entablar el diálogo con la oposición con el fin de restablecer la paz en el país y dijo estar dispuesto a resolver los problemas “vía la palabra y del entendimiento”.

Ambas partes reanudaron en septiembre las conversaciones en República Dominicana, pero la oposición volvió a congelarlas en vísperas de las elecciones regionales de octubre, en las que el chavismo ganó 18 de las 23 gobernaciones.

lvs/hnb/nii/

Commentarios