• Tanques del Ejército sirio en la parte nororiental de la ciudad de Deir al-Zur, noviembre de 2016.
Publicada: lunes, 26 de junio de 2017 14:07

Las fuerzas progubernamentales sirias siguen logrando importantes victorias tácticas ante el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Deir al-Zur.

En los más recientes enfrentamientos entre el Ejército Árabe Sirio y Daesh en la ciudad oriental de Deir al-Zur, las fuerzas sirias han abatido a 18 integrantes de la banda takfirí y han destruido un número de vehículos pertenecientes a los terroristas, ha informado este lunes el portal Web Al-Masdar News.

El Ejército sirio ha conseguido dichos logros al atacar las posiciones del referido grupo extremista en el área del cementerio de la urbe, el distrito de Al-Rashidiyah, la zona de Panorama y las cercanías de la base de brigada 137.

Asimismo, en los últimos días, los helicópteros de transporte sirios han realizado operaciones en la ciudad y han llevado consigo municiones, alimentos y mano de obra. Esto ha sido posible, gracias a la construcción de una nueva zona de aterrizaje para los aviones del Ejército sirio cerca de la base de brigada 137.

A pesar de la difícil situación por el asedio detrás de las líneas enemigas, las fuerzas progubernamentales y los residentes en las partes controladas por el Gobierno sirio en Deir al-Zur siguen recibiendo municiones, alimentos y refuerzos a través de un puente aéreo que es mantenido por la Fuerza Aérea siria y las Fuerzas Aeroespaciales rusas.

La provincia de Deir al-Zur, que alberga la mayor cantidad de pozos petrolíferos de Siria, cayó en poder de Daesh en 2014 y, desde entonces, el sector gubernamental de su capital homónima, ubicado en el oeste de la ciudad, y donde viven 100.000 civiles, está bajo el asedio de la banda ultrarradical.

Para romper el cerco terrorista en la ciudad de Deir al-Zur, el Ejército avanza desde tres ejes: de Palmira (Tadmor en árabe), al suroeste; de la frontera iraquí, al sureste, y de la provincia de Al-Raqa, al oeste.

La derrota de Daesh en la provincia de Deir al-Zur, donde los terroristas tienen una fuerte presencia e importantes fortificaciones, se considera un golpe certero en corazón de esta banda, que junto a otros grupos armados, ha dejado desde el inicio de la crisis en 2011 más de 465.000 sirios muertos y desaparecidos, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). 

ftn/ctl/aaf/nal

Commentarios