• Los ‘rebeldes’ sirios y las fuerzas estadounidenses, desplegados en cruce fronterizo estratégico de Al-Tanf, 23 de mayo de 2017.
Publicada: miércoles, 14 de junio de 2017 18:12

Las tropas de EE.UU. expanden su presencia en el desierto de Siria, lo que incrementa el riesgo de un enfrentamiento con las fuerzas progubernamentales.

Estados Unidos tiene fuerzas especiales desplegadas desde el año pasado en el estratégico de Al-Tanf, en el sureste de Homs, donde los estadounidenses ayudan a los llamados 'rebeldes' que tratan de dominar la región so pretexto de luchar contra los combatientes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

En varias ocasiones en las últimas semanas, aviones de combate de la llamada coalición contra EIIL liderada por EE.UU. han atacado a las fuerzas pro-Damasco para evitar su avance frente a los terroristas.

Abu al-Atheer, portavoz de una de las facciones 'rebeldes', ha dicho este miércoles a Reuters que las fuerzas estadounidenses se han extendido desde su posición en Al-Tanf para establecer una segunda base en Al-Zakf, unos 60-70 hacia el noreste.

El portavoz rebelde ha dicho también que las fuerzas especiales estadounidenses patrullan distancias de hasta 100 km desde Al-Tanf y que en las bases militares de Al-Tanf y Al-Zakf se han desplegado fuerzas especiales estadounidenses adicionales.

La nueva base se ha estudiado durante meses, pero ahora es una base oficial, que ha sido construida y ampliada", dice Abu al-Atheer, el portavoz de una de las facciones rebeldes.

 

"La nueva base se ha estudiado durante meses, pero ahora es una base oficial, que ha sido construida y ampliada", ha indicado Al-Atheer, para luego añadir que la 'coalición' también ha proporcionado un gran número de armas a los 'rebeldes'.

Los esfuerzos del Ejército sirio, apoyado por las fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), para avanzar por el sureste de Siria han coincidido con la llegada de las Unidades de Movilización Popular iraquíes (Al-Hashad Al-Shabi) a las fronteras de Siria. La recuperación del control de las zonas fronterizas, según los analistas, es un mal escenario para Washington.

La semana pasada, las fuerzas sirias lograron recuperar el control de la estratégica cima de Dakwa, en el desierto Sirio, de las manos del llamado Ejército Libre Sirio (ELS), apoyado financiera y logísticamente por EE.UU.

alg/mla/tmv/nal

Commentarios