• Las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi (Unidades de Movilización Popular) patrullan una calle en la ciudad de Hatra, suroeste de Mosul, 28 de abril de 2017.
Publicada: lunes, 29 de mayo de 2017 12:07
Actualizada: lunes, 29 de mayo de 2017 15:19

Las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi (Unidades de Movilización Popular) han llegado este lunes a las fronteras que comparte Irak con Siria, según afirma Reuters.

En el marco de la operación contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), las fuerzas populares iraquíes han expulsado a los terroristas takfiríes de una serie de aldeas fronterizas con Siria, tal y como afirma la agencia británica de noticias.

Cabe recordar que estas fuerzas iraquíes anunciaron el viernes que su llegada a la frontera siria era cuestión de días.

En un comunicado colgado hoy lunes en su página Web, Al-Hashad Al-Shabi ha descrito la victoria como un “milagro de Ramadán”, el mes sagrado de los musulmanes que inició el sábado.

Por el momento, las fuerzas populares iraquíes están dispuestas a entrar en el suelo sirio para perseguir a Daesh, según el comandante Hashim al-Musavi, si bien, añade, ellos esperan recibir la luz verde del Gobierno de Bagdad.

 

En declaraciones concedidas este lunes a Associated Press, Karim al-Nuri, un diputado chií del Parlamento iraquí, ha indicado que los terroristas de Daesh están asediados por las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi en la ciudad de estratégica de Baaj (oeste de Mosul), que es considerada la última ruta que les conecta a sus compañeros en Siria.

Cuando la urbe en cuestión caiga en manos de las fuerzas iraquíes, ha añadido Al-Nuri, a los terroristas no les quedará otro remedio que huir hacia las zonas fronterizas, que por el momento están bajo el control de Al-Hashad Al-Shabi.

Las Fuerzas Aéreas de Irak ya habían lanzado folletos en los que pedían a los residentes de esa zona abandonar sus casas antes del inicio de las operaciones de liberación.

Desde octubre pasado, las fuerzas iraquíes han tratado de desalojar a los elementos terroristas de la ciudad norteña de Mosul, capital de Nínive, que un día fue considerada feudo principal "de facto" de Daesh. Hasta la fecha, los terroristas han perdido el control de gran parte de la ciudad y, actualmente, tienen en su poder un enclave cercano a la orilla occidental del río Tigris.

ask/ctl/rba/nal

Commentarios