• Repararán la planta de agua destruida por terroristas en Damasco

El Gobierno y los ‘rebeldes’ sirios llegan a un acuerdo para reparar la planta que suministra agua a la capital del país, Damasco.

De acuerdo con lo pactado, los alzados abandonarán la periferia de Damasco, rumbo a la provincia de Idlib.

Varios grupos armados, algunos de ellos vinculados a Al-Qaeda, controlan la localidad de Wadi Barada, que suministra el 70 %  del agua potable de la capital y sus alrededores.

La instalación, que se abastece del agua del río Barada (principal río de Damasco), no funcionaba desde finales de diciembre pasado. 

Según lo acordado, el Gobierno sirio abrirá un paso seguro a los milicianos armados para que se dirijan a la provincia norteña, cuya capital es controlada por una coalición de organizaciones terroristas.

 

El Gobierno sirio acusa a los “rebeldes” de haber contaminado con fuel y aceite de motores las reservas de agua.

Millones de sirios padecen desde hace semanas el corte del suministro de agua debido a la contaminación de las fuentes del líquido elemento por los terroristas.

alg/mkh/mla/hgn/nal

Publicada: miércoles, 11 de enero de 2017 18:56
Actualizada: jueves, 12 de enero de 2017 3:28
Commentarios