• Al-Asad: Trump será aliado de Damasco si lucha contra terrorismo
Publicada: martes, 15 de noviembre de 2016 22:16
Actualizada: miércoles, 16 de noviembre de 2016 6:59

Bashar al-Asad deja la puerta abierta a Trump como posible aliado natural de Damasco siempre y cuando luche contra el terrorismo.

En una entrevista concedida el martes por la televisión pública portuguesa RTP, el presidente de Siria, Bashar al-Asad, afirmó que en el caso de que el presidente electo de ‎EE.UU., Donald Trump, decida luchar contra el terrorismo se convertirá en un "aliado natural" de Siria.

"No podemos predecir nada de lo que (Trump) hará, pero si lucha contra los terroristas, claro que seremos aliados, aliados naturales en ese sentido junto a los rusos, los iraníes y muchos otros países", subrayó Al-Asad.

No podemos predecir nada de lo que (Trump) hará, pero si lucha contra los terroristas, claro que seremos aliados, aliados naturales en ese sentido junto a los rusos, los iraníes y muchos otros países", subrayó Al-Asad.

En relación con las declaraciones del magnate estadounidense sobre que en Siria era prioritaria la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), Al-Asad expresó dudas sobre el cumplimiento de las promesas de Trump.

"Por supuesto, promete, pero ¿podrá cumplirlo? ¿Podrá actuar en ese sentido? ¿Qué pasará con las fuerzas que se oponen en su Administración y con la tendencia dominante mediática contra él?", se preguntó el jefe del Ejecutivo sirio, para luego destacar que las dudas del Gobierno sirio se intensifican especialmente por el hecho de que el multimillonario republicano no cuenta con experiencia política.

"Es por eso que todavía tenemos dudas sobre el hecho de si podrá cumplir sus promesas", explicitó.

 

El sábado, Trump declaró al diario estadounidense Wall Street Journal que se centrará en la lucha contra Daesh en Siria e indicó que si se atacaba a Al-Asad, al final Estados Unidos "acabaría luchando contra Rusia".

En este mismo contexto, afirmó que no tiene grandes expectativas respecto a la futura política de la Casa Blanca, pero expresó su deseo de que Washington "no sea parcial, que respete el derecho internacional, que no interfiera en otros países por todo el mundo y, naturalmente, que deje de apoyar a los terroristas en Siria".

Según el presidente sirio, Estados Unidos se entromete "desde hace 50 años (en los asuntos de otros países)" y, de hecho, criticó que "solo sirve para crear problemas, no para resolverlos".

Cuando el presentador portugués le preguntó sobre su opinión sobre el próximo secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, el mandatario sirio respondió: "Naciones Unidas no es el secretario general, aunque tenga una posición importante", sino más bien los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

"Si usted me pregunta qué espero de un nuevo responsable en una posición tan importante le diría que dos cosas: la primera, que sea objetivo (...) y la segunda (...) que no convierta su oficina en una sucursal del departamento de Estado norteamericano", adujo.

Por potra arte de sus declaraciones, criticó duramente al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, cuyo país apoya a los llamados “rebeldes moderados”, y lo tachó de "enfermo, megalómano e inestable". "Vive fuera de la realidad", concluyó.

Desde hace más de un lustro, Siria vive inmersa en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas que intentan derrocar al Gobierno de Al-Asad. Según una estimación de abril del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, el conflicto ha dejado ya unos 400 000 muertos.

fdd/nii/

Commentarios