• Una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en Nueva York, EE.UU.
Publicada: domingo, 18 de septiembre de 2016 9:05
Actualizada: lunes, 19 de septiembre de 2016 7:33

Siria considera que los ataques de EE.UU. al Ejército sirio constituyen ‘una prueba más’ del amplio apoyo que brindan Washington y sus aliados al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Siria pidió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) condenar la matanza de soldados sirios por la coalición que lidera EE.UU. y presionar a Washington para que respete la ‘soberanía siria’.

“El liderazgo sirio insta al Consejo de Seguridad a condenar la agresión de Estados Unidos y a obligar a Estados Unidos a abstenerse de acciones similares y a respetar la soberanía de Siria”, escribió el sábado la Cancillería siria en dos cartas que envió al CSNU y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El liderazgo sirio insta al Consejo de Seguridad a condenar la agresión de Estados Unidos y a obligar a EE.UU. a abstenerse de acciones similares y a respetar la soberanía de Siria", pide la Cancillería siria.

El sábado, aviones de la llamada coalición antiterrorista encabezada por EE.UU. efectuaron cuatro bombardeos contra las posiciones del Ejército sirio en Al-Tarda, en las cercanías del aeropuerto de Deir al-Zur (este). Estos ataques dejaron al menos 62 militares sirios muertos y un centenar de heridos. Washington confirmó haber lanzado los ataques pero alegó que fueron producto de un simple ‘error’.  

Los ataques, ‘una flagrante agresión y una acción peligrosa contra Siria y su Ejército’, deben ser condenados por el CSNU y la ONU, reclamó la cartera de Exteriores de Siria en su misiva.

El CSNU celebró la noche del sábado una reunión urgente para abordar el ataque estadounidense, tras una petición de Rusia que consideró “muy difícil de creer” que la acción estadounidense no fuera intencional.

 

Reacciones similares a las de Damasco llegaron ayer sábado desde Moscú. La portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, dijo que “después de los ataques de hoy contra el Ejército sirio, llegamos a una terrible conclusión para el mundo: la Casa Blanca defiende al EIIL”.

Los bombardeos estadounidenses tuvieron lugar en plena operación del Ejército sirio contra Daesh. Aunque los ataques causaron, al principio, el avance de los terroristas hacia las posiciones del Ejército, las tropas sirias lograron recuperar el control sobre una zona que habían perdido en las cercanías del aeródromo de Deir al-Zur.

ftm/ncl/msf

Commentarios