• El jefe del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería rusa, Mijail Ulianov.
Publicada: viernes, 24 de noviembre de 2017 18:41
Actualizada: viernes, 24 de noviembre de 2017 21:33

El Gobierno ruso rechaza el borrador ‘extremadamente severo’, propuesto por EE.UU. en una reunión urgente del Consejo Ejecutivo de la OPAQ.

Así lo ha informado este viernes el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería de Rusia, Mijail Ulianov, en una entrevista con la agencia de noticias local Sputnik.

“En la reunión, Estados Unidos presentó un borrador de resolución extremadamente severo contra Siria, lo que provocó largas batallas diplomáticas. Finalmente, Washington tuvo que retirarlo al no recibir los votos suficientes”, ha dicho Ulianov.

De esta forma, el funcionario ruso hacía alusión al proyecto de resolución presentado el pasado octubre por EE.UU. ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que abogaba por la reanudación del mandato del mecanismo conjunto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), mecanismo que investiga los ataques químicos en Siria, el cual Moscú vetó, por décima vez.

En la reunión, Estados Unidos presentó un borrador de resolución extremadamente severo contra Siria, lo que provocó largas batallas diplomáticas. Finalmente, Washington tuvo que retirarlo al no recibir los votos suficientes”, dice el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería de Rusia, Mijail Ulianov. 

 

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso ha cuestionado en un comunicado los resultados del informe de la misión conjunta entre la OPAQ y la ONU, publicado el 26 de octubre, en el que se acusaba a Damasco de efectuar en abril pasado un “ataque químico” en la localidad siria de Jan Sheijun.

Los resultados del mencionado informe intentaban justificar las conclusiones presentadas por Estados Unidos, precisa el texto de la Cartera rusa.

Varios países occidentales, incluido EE.UU., buscan acusar a Damasco del uso de armas químicas contra su propia gente, aunque el Gobierno sirio entregó su arsenal químico a la OPAQ en 2014 y, en enero de 2016, este organismo anunció su total destrucción.

fdd/ctl/snz/mkh

Commentarios