• El canciller ruso, Serguei Lavrov, en una conferencia de prensa en Moscú (capital de Rusia), 12 de abril de 2017.
Publicada: viernes, 21 de abril de 2017 7:36
Actualizada: sábado, 22 de abril de 2017 2:14

El canciller ruso, Serguei Lavrov, acusa al Occidente de buscar un cambio de régimen en Siria mediante el bloqueo de una iniciativa de Moscú y Teherán en la OPAQ.

“Nuestra propuesta conjunta, de que expertos de la OPAQ (Organización para la Prohibición de Armas Químicas) visitaran los lugares del supuesto empleo de armas químicas en Siria, fue bloqueada ayer por las delegaciones occidentales sin que presentaran una explicación inteligible”, ha lamentado este viernes Lavrov.

Al reunirse con su homólogo chino, Wang Yi, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia ha tildado de “totalmente inválida” la postura de sus colegas occidentales para impedir que la OPAQ envíe inspectores al lugar del “incidente químico” de Idlib y del aeródromo en Homs.

Nuestra propuesta conjunta, de que expertos de la OPAQ (la Organización para la Prohibición de Armas Químicas) visitaran los lugares del supuesto empleo de armas químicas en Siria, fue bloqueada ayer por las delegaciones occidentales sin que se presentara una explicación inteligible”, lamenta el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Así, el jefe de la Diplomacia ruso se refiere al supuesto ataque químico en Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib, —que dejó cerca de 90 muertos y centenares de heridos—. El Occidente acusa a Damasco de perpetrarlo y, dos días después, EE.UU. atacó la base aérea de Al-Shairat, en la provincia central de Homs, alegando que desde ese recinto militar supuestamente habían partido los aviones que lanzaron municiones químicas en Jan Sheijun.

 

Lavrov ha denunciado la “falsa información” que está usando el Occidente como una vía para evitar el cumplimiento de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que estipula la búsqueda de una solución política inclusiva para la crisis que atraviesa el país árabe desde marzo de 2011.

De esta manera, explica el máximo diplomático ruso, los países occidentales están retomando un plan que tienen desde hace mucho tiempo, el cual busca cambiar el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad. Pues, Lavrov ha hecho hincapié en la necesidad de “impedir” este plan.

Además, ha arremetido contra Francia, el Reino Unido y la propia OPAQ por no contestar dónde y cuándo se habían tomado las muestras que, según sus expertos, evidencian que se utilizó gas sarín o una sustancia similar en Jan Sheijun, por lo tanto, ha advertido de que, con estas actitudes, el ente internacional está a punto de “desprestigiarse a sí mismo”.

Por otra parte, el canciller de China ha rememorado que Pekín había apoyado a Rusia e Irán durante la votación del jueves en la OPAQ —una iniciativa que obtuvo seis votos a favor, 21 en contra y 13 abstenciones— y ha subrayado que la postura y los planteamientos de la Federación Rusia a este respecto son “completamente motivados y lógicos”.

Cabe mencionar que las acusaciones del Occidente contra Damasco sobre el uso de armas químicas contra su propio pueblo se produce ignorando el hecho de que el Gobierno sirio entregó en 2014 su totalidad de arsenal químico a la OPAQ, y en enero de 2016 este organismo anunció su total destrucción.

zss/ncl/hnb

Commentarios