• El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump (izda.), y el presidente de Rusia, Vladimir Putin (dcha.).
Publicada: lunes, 14 de noviembre de 2016 22:45

El presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, han acordado trabajar en una ‘cooperación constructiva’ entre ambas potencias.

En una conversación telefónica mantenida este lunes, el mandatario ruso ha transmitido sus felicitaciones a Trump por su victoria electoral y ha manifestado su disponibilidad para mantener un diálogo constructivo entre Rusia y EE.UU., basado en la igualdad y el respeto mutuo y la consideración de ambas partes respecto a sus asuntos internos, informa el Kremlin en un comunicado.

Ambos políticos han coincidido en que en estos momentos, las relaciones ruso-estadounidenses son muy poco satisfactorias y se han comprometido a trabajar de manera conjunta para que la situación mejore, especialmente en los apartados económico y comercial.

(Los mandatarios) coincidieron en la necesidad de unir los esfuerzos en la lucha contra el enemigo común número uno: el terrorismo y el extremismo internacional", dice el Kremlin en un comunicado.

También han recordado el 210º aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas, que se cumplirá en 2017, una fecha que posiblemente podría contribuir a retomar los lazos deteriorados de ambos países a raíz de cuestiones internacionales como la crisis de Ucrania y Siria.

 

Por último, tanto Putin como Trump han insistido en la necesidad de unir esfuerzos para combatir el enemigo común, que es el terrorismo. En ese contexto, han hablado sobre la manera de solucionar la crisis de Siria.

"(Los mandatarios) coincidieron en la necesidad de unir los esfuerzos en la lucha contra el enemigo común número uno: el terrorismo y el extremismo internacional", apostilla el comunicado del Kremlin.

Trump, quien ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos el pasado 8 de noviembre, ha alabado en numerosas ocasiones la figura del presidente ruso y se ha mostrado muy interesado en mejorar las relaciones de Washington con Moscú. En una entrevista hasta aseguró que, de ser presidente, reconocería Crimea como parte de Rusia.

Las relaciones entre EE.UU. y Rusia atraviesan su peor momento, en gran parte a causa de las diferencias entre ambas potencias sobre cómo se deben resolver las crisis siria y ucraniana.

La presencia militar rusa en Siria, así como la decisión unilateral de EE.UU. de suspender sus diálogos con Rusia sobre la crisis en el país árabe no han hecho más que tensar los nexos Moscú-Washington.

mep/ctl/hnb

Comentarios