• Bahram Qasemi, portavoz de la cancillería del país persa, durante una conferencia de prensa en Teherán, 25 de diciembre de 2017.
Publicada: domingo, 21 de enero de 2018 17:32
Actualizada: domingo, 21 de enero de 2018 18:38

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, ha pedido el ‘fin inmediato’ de las operaciones militares de Turquía contra las milicias kurdas en la ciudad de Afrin, en el norte de Siria, advirtiendo de que estas ofensivas pueden ‘avivar las llamas de la guerra y la aniquilación’.

“La República Islámica ha remarcado, de manera seria, la necesidad de salvaguardar la integridad territorial de Siria y respetar su soberanía nacional para impedir el empeoramiento de la crisis humanitaria en el territorio sirio y defender al pueblo inocente del país”, ha enfatizado este domingo Qasemi.

De este modo, ha pedido a todos los países, especialmente a Turquía, como uno de los cuatro Estados garantes del proceso de paz en Siria, que cumplan con sus compromisos sobre las negociaciones para resolver la crisis siria vía política, particularmente, los diálogos de Astaná (capital kazaja).

Qasemi ha asegurado que la “crisis aniquiladora” que atraviesa Siria se enraíza en las acciones provocativas y las intervenciones ilegales de los poderes ajenos a la región, entre ellos, EE.UU. y ciertos gobiernos vanidosos y belicosos de la zona, como es el caso del régimen sionista de Israel.

La República Islámica ha remarcado, de manera seria, la necesidad de salvaguardar la integridad territorial de Siria y respetar su soberanía nacional para impedir el empeoramiento de la crisis humanitaria en el territorio sirio y defender al pueblo inocente del país”, enfatiza Bahram Qasemi, portavoz de la Cancillería del país persa.

 

La crisis siria no va a acabar mientras las fuerzas de Estados Unidos y sus aliados, incluidos los grupos terrorista takfiríes, sigan manteniendo su presencia ilegal e ilegítima en Siria; un caso que no fue pedido por Damasco ni favorece los intereses del pueblo sirio”, ha criticado. 

Finalmente, a modo de conclusión, ha llamado a los “países responsables” de la comunidad internacional, en concreto, a los países vecinos de Siria, que eviten llevar a cabo cualquier acción que aliente la presencia ilegal de las fuerzas foráneas y provoque el reforzamiento de los grupos terroristas en la zona, y que respeten el proceso pacífico y diplomático para poner fin a los problemas.

Pese a las advertencias lanzadas por el Gobierno de Damasco sobre la violación de su territorio, Turquía anunció el sábado una nueva ofensiva contra objetivos, en Afrin, de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), apoyadas por Estados Unidos. Rusia, por su parte, ha criticado la decisión de Ankara.

msm/anz/tmv/rba

Comentarios