• El subsecretario general de la Liga Árabe (LA) para los Asuntos de Palestina y los Territorios Ocupados, Mohamad Sabih.
Publicada: sábado, 22 de agosto de 2015 8:44
Actualizada: sábado, 17 de junio de 2017 10:11

El subsecretario general de la Liga Árabe (LA) para Asuntos de Palestina y los Territorios Ocupados, Mohamad Sabih, declaró que las propias políticas conducen al régimen de Israel hacia su destrucción.

En una entrevista con la agencia turca de noticias 'Anatolia', Sabih afirmó el viernes que la visión del régimen de Israel contradice tanto la solución de dos Estados como las leyes internacionales.

Además calificó de anormal al régimen de Tel Aviv y, particularmente, se refirió al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu como una persona en la que no se puede confiar.

Por otra parte Sabih informó de los esfuerzos de LA para presentar un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) con el objetivo de poner fin a la ocupación israelí así como a la construcción de asentamientos ilegales en Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén).

En este contexto, el funcionario de la organización panárabe declaró que desde 2004 los colonos israelíes han cometido 11 mil crímenes y ataques contra los palestinos.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds en 1967.

El pasado 9 de agosto, el Centro de Información Palestino anunció que el régimen israelí financia a los colonos que atacan a los palestinos en Cisjordania.

El anuncio se produjo una semana después de que la organización israelí Peace Now (Paz Ahora) divulgara un informe en el que puso de relieve el apoyo del régimen de Tel Aviv a la familia de grupos extremistas judíos que atacan a los palestinos.

En un reciente registro de ataques contra palestinos, colonos israelíes atacaron con cócteles molotov una casa en la localidad de Kafr Duma, en la ciudad cisjordana de Nablus. En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos.

Saad Daubasha, el padre del bebé quemado vivo, falleció el 8 de agosto a causa de las heridas sufridas en el ataque incendiario, mientras que la esposa de Saad y su hijo de cuatro años aun permanecen en estado crítico por las quemaduras en el 90 y 60 por ciento de sus cuerpos, respectivamente.

El asalto, calificado de “terrorista” por toda la comunidad internacional, recibió duras condenas por parte de varios países del mundo, entre ellos Irán, Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, España, Alemania e Italia.

haj/ncl/msf

Commentarios