• Combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) desfilan en la ciudad de Gaza, 5 de diciembre de 2017.
Publicada: jueves, 7 de diciembre de 2017 9:33
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 10:57

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) advirtió de que mantendrá todas las opciones abiertas para defender la ciudad ocupada de Al-Quds.

“El pueblo y la resistencia palestinos, con el apoyo de la comunidad islámica, tienen todas las opciones sobre la mesa para defender la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén)”, alertó el miércoles Ezat Rashaq, un alto miembro del buró político de HAMAS a los medios palestinos.

El funcionario de HAMAS hizo estas declaraciones después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociera a la ocupada ciudad palestina de Al-Quds como la capital del régimen de Israel, anunciando el traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a esa urbe.

Rasahq además, aseguró que el anuncio de Trump nunca podrá cambiar la realidad de la historia de esta ciudad, ya que “la ciudad de Al-Quds seguirá siendo capital eterna de Palestina”.

El pueblo y la resistencia palestinos, con el apoyo de la comunidad islámica, tienen todas las opciones sobre la mesa para defender la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén)”, alertó, un alto miembro del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ezat Rashaq.

 

A su vez, Ismail Radwan, un portavoz de HAMAS, pidió a las facciones palestinas mantenerse unidas para neutralizar los complots de EE.UU. y el régimen de Israel contra Palestina y el mundo musulmán.

“La Administración de EE.UU. ha cometido una locura, y su decisión no cambiará la realidad histórica de Jerusalén, subrayó Radwan.

La polémica decisión estadounidense ya ha levantado duras críticas y condenas por parte del mundo árabe y de la comunidad internacional, que alertan de las “peligrosas” consecuencias que conllevará la decisión de Trump. La Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Francia, Alemania, Turquía, Irak, El Líbano, Irán, Jordania y varios países latinoamericanos han sido algunos de los primeros en hacerlo.

mkh/rha/snz/msf

Commentarios