• Ismail Haniya, jefe de la oficina política del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS).
Publicada: martes, 5 de diciembre de 2017 22:06
Actualizada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 16:54

El movimiento palestino HAMAS advierte de que la decisión de Trump de trasladar la ‎embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Al-Quds ‘cruza todas las líneas rojas’.‎

“El pueblo palestino esté donde esté no permitirá que la conspiración alcance su objetivo y mantendrá todas las opciones abiertas para defender los lugares sagrados”, ha declarado este martes Ismail Haniya, jefe de la oficina política del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) en una carta enviada a los dirigentes árabes y musulmanes.

Haniya ha realizado estas declaraciones después de que, en la misma jornada del martes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, informara a su par palestino, Mahmud Abás, de su intención de reconocer Al-Quds como capital israelí.

El líder de HAMAS ha alertado también de que “el reconocimiento por la Administración estadounidense de Al-Quds como capital del régimen ocupador de Israel y el traslado de su embajada a esta ciudad cruza todas las líneas rojas”.

El pueblo palestino esté donde esté no permitirá que la conspiración alcance su objetivo y mantendrá todas las opciones abiertas para defender los lugares sagrados”, ha declarado Ismail Haniya, jefe de la oficina política de HAMAS.

 

Además, ha convocado a los palestinos a salir el viernes a las calles para expresar su ira ante tal decisión. Ha agregado que la intención de declarar Al-Quds como capital de Israel es muestra de “una peligrosa escalada”.

El líder de HAMAS asegura que, “con esta decisión, el presidente estadounidense refuerza los planes del régimen israelí de judaizar a Al-Quds”.

El presidente palestino, Mahmud Abás, y HAMAS han acordado enfrentarse a EE.UU. si Trump declara a Al-Quds como capital israelí.

La polémica decisión de Trump ha provocado un gran rechazo a nivel mundial y regional. Numerosos Estados alertan de sus peligrosas consecuencias.

Los palestinos consideran la parte oriental de Al-Quds como capital de su futuro Estado. La comunidad internacional rechaza la soberanía israelí sobre la zona este de la urbe tras su ocupación por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 y su posterior anexión en 1980.

mkh/hnb/nii/

Commentarios