• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una conferencia de prensa en Indonesia, 9 de agosto de 2017.
Publicada: domingo, 10 de septiembre de 2017 11:38
Actualizada: domingo, 10 de septiembre de 2017 17:18

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha culpado este domingo a EE.UU. por el estancamiento de paz entre Palestina e Israel.

“Hay otra causa que debemos nombrar, por el momento EE.UU. no ha formulado su postura ante el problema palestino-israelí, a pesar del envío de un representante oficial, que ya visitó unas dos veces la región”, ha denunciado Lavrov.

Lavrov, que hablaba durante una conferencia de prensa junto con su homólogo saudí, Adel al-Yubeir, ha lamentado que las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes se encuentran en un “callejón sin salida”.

El jefe de la Diplomacia rusa ha señalado que Moscú sigue manteniendo contactos con todas las partes del conflicto y con el representante especial de Washington, Jared Kushner (yerno del presidente Donald Trump), y también con el régimen de Tel Aviv.

Hay otra causa que debemos nombrar, por el momento EE.UU. no ha formulado su postura ante el problema palestino-israelí, a pesar del envío de un representante oficial, que ya visitó unas dos veces la región”, denuncia el canciller ruso, Serguei Lavrov.

 

El ministro ruso de Asuntos Exteriores ha insistido, asimismo, en la importancia de solucionar el conflicto israelí-palestino a través de diálogos y poner fin de una vez por todas a este problema.

Además, ha hecho hincapié en la necesidad de que continúe con su labor el cuarteto de intermediarios en el proceso de negociaciones palestino- israelíes, compuesto por Rusia, EE.UU., la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Rusia, en calidad de uno de los integrantes del cuarteto, está interesada en que ese mecanismo no desaparezca, pues la labor del cuarteto se basa en las decisiones de la ONU, reconocidas por todos, y los principios formulados en la iniciativa de paz árabe, que ya mencionamos hoy”, ha aseverado Lavrov.

En este sentido, el máximo diplomático ruso ha advertido de que “apartarse de ese consenso” de la comunidad internacional resultaría “contraproducente y erróneo”.

Israelíes y palestinos retomaron las negociaciones de paz, tras una interrupción de tres años, en julio de 2013, con la mediación de EE.UU. y el entonces secretario de Estado, John Kerry, pero no hubo acuerdo por el obstruccionismo de la parte israelí, ya que no estaba dispuesta a dejar de construir asentamientos ilegales en los territorios palestinos.

Según el derecho internacional, los asentamientos de colonos son ilegales. Además, son un obstáculo importante para las negociaciones de paz, al estar construidos en tierras invadidas.

A pesar de que Trump había mostrado su intención de ser el presidente que consiga la paz entre Israel y Palestina, su postura proisraelí ha dado luz verde al gabinete israelí de Benyamin Netanyahu a acelerar la edificación de colonias ilegales en las tierras palestinas, bloqueando así cualquier posibilidad de paz.

zss/ktg/ftn/mkh

Commentarios