• Una vista parcial del asentamiento ilegal de Gilo en Al-Quds (Jerusalén), 3 de noviembre de 2016.

    Una vista parcial del asentamiento ilegal de Gilo en Al-Quds (Jerusalén), 3 de noviembre de 2016.

Israel construirá más de 5000 nuevas viviendas ilegales en el este de Al-Quds (Jerusalén) pese a la reciente resolución del CSNU.

El diario Israel Hayom ha informado este domingo que el denominado comité local de planeación y construcción de Jerusalén (Al-Quds) planea aprobar la construcción de unas 5600 viviendas en el este de Al-Quds.

Este informe sale a la luz pública luego de que el régimen israelí asegurara en víspera de que anexaría de forma “unilateral” más tierras palestinas, por ello, el mencionado informe agrega que la medida surge como respuesta a la reciente resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en contra de los asentamientos ilegales israelíes en las ocupadas tierras palestinas.

En este sentido, la nota señala que se construirán unas 2600 viviendas en el asentamiento ilegal de Gilo en el suroeste de Al-Quds (este de Jerusalén), 2600 en la colonia Givat HaMatos y otras 400 en Ramat Shlomo.

El rotativo israelí también ha citado una palabras del teniente alcalde de Jerusalén (Al-Quds), Meir Turjuman, quien había afirmado de que “no le importaba en absoluto” que las Naciones Unidas o cualquier otra entidad les dijera qué tienen que hacer en dicha ciudad.

 

Igualmente, Turjuman había dicho que esperaba que la administración del presidente electo de EE.UU., Donald Trump, compensara la escasez en la construcción de los asentamientos ocurridos en los últimos 8 años durante el mandato del presidente Barack Obama.

Por su parte, el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, también había asegurado que Israel “no respetará los términos” de la “vergonzosa resolución antisraeli” e incluso ha convocado a los embajadores de los estados miembros del CSNU en protesta por la decisión tomada.

En este contexto, el ministro israelí de educación, Naftali Bennett, ha pedido el desarrollo del asentamiento de Maale Adumim, ubicado a sólo siete kilómetros al este Al-Quds, así como toda la zona C de Cisjordania, siendo esta la división más grande del territorio ocupado, ya que comprende un 60 por ciento de la tierra palestina que se encuentra completamente bajo control militar israelí.

Unos 570.000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos sobre los terrenos palestinos en Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén). La comunidad internacional considera "ilegales" estas colonias, además de denunciar las políticas expansionistas de Israel.

krd/rha/aaf/mrk

Publicada: lunes, 26 de diciembre de 2016 0:14
Actualizada: martes, 27 de diciembre de 2016 3:41
Commentarios